25 de junio de 2014 / 04:55 p.m.

Buenos Aires.- El arzobispo argentino Héctor Aguer será investigado por el delito de discriminación por asegurar que la homosexualidad es "una abominación" y condenar el matrimonio entre personas del mismo sexo, revelaron hoy las autoridades.

El Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi) explicó en un comunicado que ya inició un procedimiento de oficio sobre el caso de Aguer, que desató la polémica el pasado domingo al encabezar una misa.

"La del matrimonio igualitario es una ley injusta en la Argentina, que va en contra del orden natural, no sólo con lo que piensa la Iglesia, la homosexualidad es una abominación, se llama matrimonio a lo que no lo es", denunció.

Aguer también convocó a rezar por los homosexuales, a quienes calificó de “descaminados y depravados”, en declaraciones que están fuera de época en un país que aprobó el matrimonio entre personas del mismo sexo desde el año 2010.

El Inadi consideró "desafortunadas y discriminatorias" las palabras vertidas en la homilía de Aguer porque "hace referencias sobre atributos, características o expresiones que hacen a la identidad de las personas".

Con sus dichos, agregó, el arzobispo "manifiesta una visión punitiva y estigmatizante de las sexualidades no hegemónicas que nada tienen que ver con la construcción de una sociedad donde la diversidad, la inclusión y la igualdad han sido abrazadas".

Resulta preocupante, advirtió, que la discriminación provenga de un representante de una comunidad religiosa como la católica.

FOTO: Especial

NOTIMEX