MULTIMEDIOS DIGITAL
24 de noviembre de 2016 / 07:12 p.m.

INGLATERRA.- El caso de una agresión sexual a una mujer en labor de parto en Yorkshire, Inglaterra, le ha dado la vuelta al mundo considerándose como uno de los abusos más graves que se han cometido en una relación en los últimos meses.

"Me siento excitado", fue lo que el novio le dijo a la víctima momentos antes de someterla sexualmente mientras tenía contracciones, las cuales indicaban que su bebé estaba por nacer.

Pese a los reclamos y peticiones de que el hombre se detuviera, éste no respondió y cometió la violación, así lo informaron medios de la localidad e internacionales.

Las investigaciones no han dado a conocer la identidad de los involucrados, sin embargo trascendió que durante una noche, aproximadamente a las 23:00 horas, la mujer comenzó a sentir dolores, colocándose de rodillas en su colchón, lugar donde también dormía su pareja con quien sostenía una relación desde hace siete años.

El hombre, al verla en tal posición, procedió a cometer la violación y posterior a eso, le ofreció prepararle el baño para que se aseara.

Tiempo después del parto, la mujer comentó no sentirse cómoda con su novio, quien comenzó a tomar actitudes violentas contra ella y su recién nacido, por lo que realizó su denuncia de violación.

El caso continúa investigándose ante la corte de Hull en Yorkshire.