notimex
4 de diciembre de 2015 / 08:27 a.m.

California.- Syed Farook, sospechoso del tiroteo del miércoles en San Bernardino, California, podría tener vínculos con personas investigadas por actos terroristas, de acuerdo con la televisora cadena NBC News.

Farook y su pareja sentimental Tashfeen Malik —quienes murieron en un enfrentamiento con la policía— protagonizaron la más reciente masacre con armas de fuego en Estados Unidos en el Centro de Rehabilitación Regional Inland, donde murieron 14 personas y 21 resultaron heridas.

Existen informes sobre creencias musulmanas de Farook y sobre comunicaciones telefónicas y por redes sociales con personas que eran investigadas por tener vínculos con yihadistas, aseguró NBC News.

Farook, quien tenía cinco años como inspector ambiental del Departamento de Salud del condado de San Bernardino, también habría usado las redes sociales para contactar a organizaciones extremistas.

El presunto responsable del tiroteo aparentemente se había radicalizado y tuvo contacto con personas de intereses similares, tanto en el área de Los Ángeles como en el extranjero, indicó la cadena al citar fuentes policiales.

Farook y su pareja ingresaron a la sala de conferencias del Centro para disparar entre 65 y 75 balas con armas largas.

Ambos murieron horas después cuando fueron detectados por policías y, tras una breve persecución, se enfrascaron en un tiroteo.

Autoridades federales dijeron a NBC News que Farook, un nativo de Illinois, y Malik, nacida en Pakistán, se casaron hace dos años y tenían un bebé de seis meses.

Las autoridades creen que la pareja se conoció cuando Farook viajó a Arabia Saudita, probablemente en una peregrinación a La Meca.

Malik viajó a Estados Unidos con una visa de prometida poco después y se convirtió en una ciudadana naturalizada por su matrimonio con Farook.

La embajada saudita confirmó que Farook también pasó nueve días en Arabia Saudita en el verano de 2014.

Por su parte, la cadena CNN señaló que voceros de fuerzas del orden consideran que Syed Rizwan Farook se radicalizó y mantuvo comunicación con sospechosos de terrorismo.