NOTIMEX
7 de junio de 2013 / 09:26 p.m.

Ciudad de México • El dirigente nacional del PAN, Gustavo Madero, dijo que un grupo de ex gobernadores panistas son actores preocupados por lo que "los invitó a que participen en los tres procesos que están llevándose a cabo".

De gira por Coahuila, Madero Muñoz indicó que en el tema electoral, el liderazgo de los ex mandatarios puede ser muy útil para acompañar a los candidatos, al igual que en el tema de la reforma estatutaria y en la renovación del Consejo Nacional y de la dirigencia nacional.

Subrayó que los tres procesos son de gran importancia para la vida política, no sólo del partido sino del país, por lo que "son bienvenidos ellos y todos los que quieran participar".

Más adelante, se dijo seguro que Acción Nacional crecerá electoralmente en las elecciones del 7 de julio próximo, y será el único instituto político que lo hará.

Respecto a las elecciones en Coahuila, manifestó que se trata de comicios muy importantes, y "tenemos indicadores muy positivos de que vamos a lograr triunfos importantísimos, y aquí en Saltillo y en toda esta zona de Torreón el PAN va avanzar de manera muy importante".

Por otra parte, el consejero nacional del PAN, Juan Marcos Gutiérrez, señaló que el surgimiento del grupo "Panistas por México" debe ser visto como una oportunidad para reposicionar al partido, reivindicar sus causas y también liberarlo de la lógica de grupos de interés.

En entrevista con Notimex, Gutiérrez González comentó que no es la primera vez que el Partido Acción Nacional (PAN) vive una crisis a su interior, pues ya ocurrió en los años sesenta, en 1976 y en 2006.

Insistió por ello que el surgimiento de "Panistas por México" es una especie de sistema inmunológico que se activó para impedir que avance el mal que sufre Acción Nacional a su interior.

Señaló que los seis ex gobernadores que encabezan este movimiento (Ernesto Ruffo, Carlos Medina, Fernando Elizondo, Francisco Barrio, Alberto Cárdenas y Fernando Canales) tienen un digno antecedente de haber sido muy buenos mandatarios y también el de ser oposición.

Respecto de cuál será la tarea de este grupo, Gutiérrez señaló tres puntos: primero, fijar una postura clara frente a la reforma estatutaria; segundo, hacer que el movimiento más que crecer sea capaz de recibir a muchos panistas inquietos, y, tercero, participar sin ambigüedades en la renovación de la dirigencia blanquiazul.