16 de agosto de 2013 / 11:43 a.m.

Querétaro • Enrique Ochoa Reza, subsecretario de Hidrocarburos de la Secretaría de Energía, confirmó que de aprobarse la reforma energética propuesta por el gobierno federal, el sector privado nacional y extranjero podrá invertir en la construcción de refinerías.

Luego de ofrecer una conferencia en el foro "Hoy y mañana las energías en México", destacó que incluso el Congreso de la Unión puede discutir la posibilidad de que la venta de los combustibles, como la gasolina, pueda darse a través de una red de distribución distinta diferente a la que actualmente opera mediante franquicias que otorga Pemex, aunque ello no se encuentra en la propuesta del Ejecutivo Federal.

Sin embargo, dijo, estará a discusión cuando se aborden las legislaciones secundarias. "La reforma que propone el presidente (Enrique) Peña Nieto tiene como uno de sus objetivos establecer que el gobierno de la República pueda otorgar permisos para las actividades de refinación, petroquímica, transporte y almacenamiento. A partir de esos permisos, el sector privado puede participar, por sí solo o a través de asociaciones con Pemex para brindar algún servicio en estas cuatro áreas".

—¿La construcción y operación de refinerías por parte de los privados es posible con este esquema de permisos?

—Sí, precisamente para eso es —confirmó el funcionario federal.

Durante una conferencia de prensa, añadió que la reforma a dicho sector creará medio millón de empleos adicionales en este sexenio, mientras que para 2025 aproximadamente 2.5 millones, "también creemos que el PIB pueda incrementarse en medio punto adicional para 2018".

El funcionario federal dijo que en el proyecto no contemplan la eliminación de los llamados contratos de servicios o incentivados aprobados en el sexenio pasado para permitir la participación del sector privado, pero en los que Pemex asumía todo el riesgo, y dijo que se pretende que coexistan junto con los contratos de utilidad compartida que propone el actual Ejecutivo federal.

"No son excluyentes, son elementos complementarios y la utilización de uno u otro tipo de contrato dependerá de los yacimientos, la información geológica que se tenga, la política pública y la tecnología que se requiera para su explotación".

Por su parte, el secretario de la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados, Javier Cantú, dijo que uno de los principales retos será lograr la modernización del sindicato petrolero dentro de la reforma que se realice en el sector.

El legislador señaló que se deben alcanzar acuerdos que permitan la modernización de dicha organización sindical para poner fin a los privilegios que goza, aunque anticipa que no será sencillo.

Por último, el embajador de Estados Unidos en México, Anthony Wayne, dijo que dependerá de la actual Legislatura la determinación de si se abre a la iniciativa privada el sector energético.

Reacio, contestó que es decisión de "la gente de México, de sus representantes"; sin embargo, destacó que "hay un gran interés de Estados Unidos".

ESTRELLA ÁLVAREZ