NOTIMEX
28 de diciembre de 2015 / 04:57 p.m.

Teherán.- El ministerio iraní de Salud confirmó hoy que un total de 112 personas han muerto en Irán por el brote del virus de influenza tipo A H1N1 que afecta al país hace poco un más de un mes, el cual, afirmó, está “bajo control”.

El jefe del Departamento de Enfermedades Transmisibles del Ministerio, Mohammad Mehdi Gouya, informó que el brote del virus A H1N1, conocido comúnmente en Irán como “gripe porcina” ha matado a 112 personas desde mediados de noviembre.

La más reciente víctima fue una enfermera de un hospital de la nororiental ciudad iraní de Neyshabour, quien murió después de contraer la gripe de los pacientes a los que atendía, según reporte de la agencia de noticias Mehr.

Pese a la muerte de la enfermera, el primer trabajador médico del país infectado con el virus, Gouya aseguró que el brote estaba "bajo control" y se espera que su "primera y más grave” ola de expansión a disminuya en los próximos días.

El jefe del Departamento de Enfermedades Transmisibles del Ministerio de Salud destacó que las vacunas y equipo de laboratorio para el diagnóstico de virus están disponibles en todo el país durante las 24 horas del día por lo que no hay riesgo de una epidemia.

Desde mediados de noviembre pasado, cuando se reportaron los primeros casos de la llamada gripe porcina en Irán, cerca de mil 190 personas han sido diagnosticadas con el virus A H1N1 y hospitalizadas para recibir tratamientos, según cifras del Ministerio de Salud.

El funcionario destacó que las mayoría de las muertes por el virus de influenza H1N1 se han registrado en el sureste de Irán, aunque en muchas otras provincias de todo el país han reportado muertes aisladas.

Las autoridades advirtieron a principios de este mes que la gripe porcina podría extenderse a Teherán y provincias en el norte y el oeste, por lo que exhortaron a la población a mentenerse alertas y extremar las medidas preventivas de contagio, como el lavado de manos.

Un gran brote de virus AH1N1 provocó en junio de 2009 la declaración de una alerta de pandemia de parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS), después de que se detectaron los primeros brotes en México y Estados Unidos.

La pandemia provocó la muerte de unas 18 mil 500 personas en 214 países de todo el mundo y la alerta sanitaria fue levantada de manera oficial en agosto de 2010.