REUTERS
9 de noviembre de 2017 / 10:16 a.m.

BEIRUT.- El Ejército sirio y sus aliados tomaron Abu Kamal, el último gran bastión de Estado Islámico en Siria, con lo que se puso fin al proyecto del grupo extremista en la región, dijo el jueves el comando general.

El Ejército dijo en un comunicado que ahora está combatiendo al grupo en lugares de menor tamaño en el desierto del este del país.

"La liberación de la ciudad de Abu Kamal es muy importante porque señala la caída general del proyecto de la organización terrorista Daesh (Estado Islámico) en la región", dijo un comunicado del comando general.

Junto al grupo libanés Hezbolá y otras milicias chiíes, y respaldado por Irán y Rusia, el Ejército sirio recientemente reconquistó áreas que estaban en poder de Estado Islámico. Abu Kamal, sobre el río Éufrates, está ubicada en la provincia oriental de Deir al-Zor en la frontera con Irak.

El miércoles, durante la batalla, la guerrilla de Hezbolá ingresó a Irak y las Fuerzas de Movilización Popular de Irak cruzaron a Siria para ayudar a capturar la ciudad, dijo un comandante de la alianza a Reuters.

Además, los 400.000 civiles asediados en el enclave de Guta enfrentan una "completa catástrofe" debido a que las entregas de ayuda han sido bloqueadas y cientos de personas necesitan evacuación médica urgente, dijo el asesor humanitario de la ONU Jan Egeland el jueves.

Siete personas murieron porque no fueron evacuadas y otras 29 corrían peligro inminente, incluyendo 18 niños, dijo Egeland a periodistas en Ginebra. Además de los heridos por combates, hay un creciente número de niños gravemente desnutridos, lo que significa que podrían morir, añadió.

El área al este de Damasco ha estado "completamente acordonada" desde septiembre, lo que dejó a los convoyes de ayuda y las evacuaciones enfrentando una "pared burocrática de inacción", agregó Egeland.

ilp