ap
3 de junio de 2015 / 09:40 a.m.

Beirut.-Milicianos del grupo Estado Islámico lanzaron una gran ofensiva contra la ciudad de Hassakeh, de mayoría curda, situada en una provincia homónima al nordeste de Siria, según activistas y medios estatales sirios.

El ataque parecía ser un intento de los extremistas del grupo EI por revertir algunos de los recientes avances de los combatientes curdos en la provincia.

Los extremistas de Estado Islámico luchaban por tomar una prisión juvenil en construcción en el extremo sur de Hassakeh, y hasta el momento habían atacado con cinco coches bombas conducidos por suicidas, indicó la televisión estatal.

Hasta el ataque del miércoles, Hassakeh estaba dividida, con una zona controlada por fuerzas del gobierno y otra por defensores curdos.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña, indicó que la fuerza aérea siria participaba en la batalla, y que hombres armados del grupo Estado Islámico habían ingresado en el edificio de la prisión.