AP
2 de enero de 2016 / 05:32 p.m.

Bagdad.- Los extremistas del grupo Estado Islámico han lanzado una serie de contraataques contra el ejército iraquí en la periferia de Ramadi días después de que los expulsaran del centro de esa ciudad del oeste de Irak, según la Coalición Internacional encabezada por Estados Unidos.

"La mayoría de éstos han ocurrido al norte y al este del centro de Ramadi", y a la fecha las fuerzas del gobierno iraquí los han repelido todos sin contratiempos, dijo el coronel Steve Warren, portavoz de la coalición con sede en Bagdad.

"No hemos visto que el EI reúna suficiente fuerza bélica para desalojar a los iraquíes de sus posiciones", afirmó Warren.

El ejército iraquí indicó que el Estado Islámico lanzó el viernes diversos ataques con combatientes suicidas en las afueras de Ramadi.

El general de brigada Ahmed al-Belawi dijo el sábado a The Associated Press que los extremistas atacaron con siete coches bomba conducidos por suicidas para contener a las fuerzas de seguridad en dos áreas en las afueras de Ramadi.

Al-Belawi
afirmó que esas acciones causaron bajas entre las fuerzas del gobierno, sin que precisara una cifra específica. Dijo que los soldados repelieron los ataques y no perdieron territorio.

Funcionarios iraquíes dijeron que los avances en Ramadi sirven para que las fuerzas del gobierno lancen un asalto posterior contra Mosul, la segunda ciudad más grande de Irak que el Estado Islámico capturó en junio de 2014.

Aviones de la coalición lanzaron el viernes cinco ataques cerca de Ramadi contra unidades tácticas, armas pesadas y posiciones de combate del Estado Islámico.

Cerca de Mosul, aviones de la coalición destruyeron en tres ataques una posición de combate y una instalación que el Estado Islámico utilizaba para fabricar coches bomba, dijo el sábado la coalición en un comunicado.

El grupo Estado Islámico capturó en mayo Ramadi, capital de la extensa provincia de Anbar, en lo que marcó un fuerte revés para las fuerzas iraquíes que tienen el respaldo de Estados Unidos.

Las fuerzas del gobierno de Irak recuperaron el lunes el centro de Ramadi con fuerte apoyo aéreo de la Coalición Internacional, pero los rebeldes continúan atrincherados en partes de la ciudad.