24 de julio de 2014 / 08:55 p.m.

Franja de Gaza.- Al menos 15 personas murieron y decenas resultaron heridas el jueves cuando un tanque israelí disparó contra una escuela de la ONU que daba refugio a civiles palestinos, informaron autoridades palestinas de salud mientras Israel sigue adelante con su ofensiva militar por 17vo día contra los milicianos de Hamas.

El secretario general de la ONU Ban Ki-moon condenó el ataque y pidió a ambas partes en conflicto acatar la ley internacional y respetar la "santidad de la vida humana, la inviolabilidad de las premisas de la ONU" y proteger a los trabajadores humanitarios.

En un comunicado emitido desde Erbil, Irak, el diplomático dijo que el personal de la organización intenta acordar "una pausa humanitaria en las hostilidades para que todos los civiles puedan ser evacuados" de Beit Hanoun. El ejército israelí dijo que está revisando el incidente y sugirió que los cohetes de Hamas pudieron ser responsables, aunque no ofreció pruebas.

Kamel al-Kafarne, quien estaba en la escuela, dijo que la ONU estaba subiendo a las personas en autobuses cuando tres proyectiles lanzados por tanques cayeron en el sitio.

"Íbamos saliendo de la escuela, entonces ellos atacaron. Siguieron bombardeando", relató.

Libros, mantas, colchones y otras pertenencias quedaron dispersas en el patio después del ataque. En el patio había una enorme marca negra donde al parecer fue el sitio impacto. Una sandalia con una flor amarilla estaba junto a un charco de sangre, cerca de un borrego y un caballo. Decenas de personas, incluyendo niños, fueron llevadas al hospital.

Es la cuarta vez que una instalación de la ONU es atacada durante el conflicto entre Hamas e Israel que comenzó el 8 de julio. UNRWA, la agencia de refugiados palestinos, ha reportado el hallazgo de cohetes de milicianos dentro de dos escuelas vacías.

En otro escenario de violencia, seis miembros de una familia y un bebé de 18 meses murieron cuando una bomba israelí cayó en el campo de refugiados de Jebaliya el jueves en la mañana, dijeron funcionarios policiales y de salud en Gaza. Otros 20 resultaron heridos.

Un ataque a la población de Abassan, en el sur de la Franja de Gaza, mató a cinco miembros de otra familia, dijo el funcionario de salud Ashraf al-Kidra. Abassan es una localidad vecina de Jan Yunis, donde hubo intensos combates el miércoles.

En 17 días de combates han muerto 788 palestinos, en su mayoría civiles, según autoridades sanitarias palestinas. Israel ha perdido 32 soldados, todos desde el 17 de julio, cuando amplió su campaña aérea con una operación por tierra. También han muerto dos civiles israelíes y un trabajador tailandés en Israel.

Más de 2.000 cohetes se han disparado a Israel desde Gaza desde el inicio de la ofensiva y el ejército de Israelí dijo haber descubierto más de 30 túneles entre ambos territorios, algunos de los cuales ha empleado Hamas para realizar ataques.

"Comenzamos esta operación para devolver la paz y la tranquilidad a Israel", dijo el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu. "Y las devolveremos".

También se produjeron enfrentamientos entre combatientes palestinos y tropas israelíes en la localidad norteña de Beit Lahiya. Por su parte, navíos israelíes dispararon más de 100 proyectiles sobre la costa de Ciudad de Gaza y el norte de la Franja.

Mientras, el secretario de Estado John Kerry pasó el día en El Cairo, Egipto, hablando con líderes regionales en un intento por lograr un cese al fuego. Como en otras ocasiones, Estados Unidos quiere que la violencia pare antes de negociar las demandas específicas de cada lado.

FOTO: APAP