AP
30 de marzo de 2017 / 12:39 p.m.

ROMA. — La policía italiana detuvo este jueves en Venecia a tres kosovares después de que uno de ellos les propuso plantar una bomba en el puente Rialto en una conversación grabada. Los agentes arrestaron también a un menor.

El registro policial de un departamento en la ciudad mostró que los sospechosos se estaban preparando físicamente y veían videos de extremistas islámicos sobre cómo realizar ataques con armas blancas, explicó el fiscal de Venecia, Adelchi d'Ippolito.

En una llamada telefónica interceptada por la policía, uno de ellos dijo: "Irán directamente al paraíso por todos los infieles en Venecia. Pongan una bomba en Rialto". No estuvo claro si la conversación era una fanfarronada o indicó una amenaza inminente.

En los últimos años, la policía italiana ha detenido a varios supuestos extremistas islámicos acusados de reclutar combatientes para la yihad en Siria e Irak, por radicalizar a otros o por preparar ataques en el país.

Los arrestos del jueves se practicaron durante una redada a primera hora de la mañana y los sospechosos tenían permisos de residencia italianos, dijo el alcalde de Venecia, Luigi Brugnaro. Además, la policía registró 12 lugares en el centro de la ciudad, en Mestre y en la cercana Treviso, agregó.