NOTIMEX
25 de agosto de 2016 / 04:41 p.m.

ROMA.- El primer ministro italiano, Matteo Renzi, decretó esta noche el estado de emergencia por el terremoto ocurrido el martes en el centro del país transalpino, y anunció una primera ayuda financiera para la reconstrucción de la zona afectada.

En una declaración a la prensa luego de una reunión de su Consejo de ministros, Renzi anunció la entrega de una primera ayuda de 50 millones de euros (56 millones de dólares), para paliar los efectos causados por el sismo, con un saldo provisional de 250 fallecidos.

El temblor devastó además el poblado montañoso de Amatrice, la “zona cero” del siniestro, y en el que una tercera parte de sus viviendas fueron destruidas y más de 180 personas quedaron sepultadas por los escombros.

El jefe de gobierno italiano afirmó sentirse “conmocionado” por la tragedia ocurrida en la madrugada del martes al miércoles, a las 03:36 de la madrugada (01:36 horas GMT), cuando un sismo de 6.2 grados en la escala de Ritcher azotó una zona montañosa ubicada a unos cien kilómetros de Roma.

Renzi anunció asimismo que Italia demostró que está entre los mejores países del mundo para atender una emergencia, y que a partir de ahora será impuesta una cultura de prevención de este tipo de tragedias, que según los expertos podría haber evitado muertes en el reciente temblor.

“No basta con demostrar que se está en la vanguardia de la emergencia”, subrayó Matteo Renzi.

El comentario fue pronunciado luego de que numerosos expertos criticaron que luego del sismo ocurrido hace siete años en la localidad de L'Aquila, al norte de Italia, y en el que fallecieron más de 300 personas, no se tomaron medidas preventivas en las viviendas de la zona con normas antisísmicas para evitar otra tragedia como la ocurrida la madrugada del martes.