15 de marzo de 2013 / 05:37 p.m.

México.- Miguel Ángel Mancera, jefe de Gobierno del Distrito Federal, aseveró que la izquierda en México no tiene dueños, no pertenece a una sola persona, que es independiente y no debe estar sujeta a ataduras y que, ante todo, debe representar libertad.

“Este gobierno quiere dejar huella en la izquierda, en la tradición de esta capital, de una izquierda sin dueños, una fuerza política inteligente, propositiva y ordenada en favor de la ciudad”, puntualizó el mandatario al rendir el informe de los primeros 100 días de su gobierno.

En el acto celebrado en el Auditorio Nacional, Mancera aclaró que su administración dejará huella en la Ciudad de México, ya que optará por una izquierda con un sello propio.

“La izquierda es una forma de independencia, nunca una atadura, es símbolo de libertad y nosotros debemos gobernar con ese ideario, con esa convicción progresista, pero sin distingos. Estoy convencido de que debo gobernar por y para el bien de todos”, aseveró.

Ante más de 8 mil personas, su gabinete, 14 jefes delegacionales (un priista y el resto perredistas), el presidente del PRD, Jesús Zambrano, René Bejarano y Javier Moreno Valle,el único gobernador que asistió.

Destacó que como jefe de Gobierno no tiene confusión entre los valores políticos y las responsabilidades institucionales que le requieren su puesto.

“El gobierno de la ciudad debe dialogar con todas las fuerzas políticas, con todas las autoridades, locales, estatales y federales.”

En su informe, Miguel Ángel Mancera detalló que en 100 días se atendieron 22 mil demandas ciudadanas, el triple de las reportadas la pasada administración.

En materia de educación, se comprometió a integrar a 140 mil personas a los servicios de escolaridad, con el fin de declarar a la ciudad libre de analfabetismo.

Destacó la reciente firma del convenio de coordinación entre la Secretaría de Educación Pública y el Gobierno del Distrito Federal, que permitirá que las escuelas de educación básica de la ciudad abran por las tardes para impartir educación física, nutricional, artística, tecnológica e inglés.

El mandatario dio a conocer que extenderá la obra de su antecesor Marcelo Ebrard, quien no asistió al informe por cuestiones de agenda, pues se encuentra de gira por Nueva York.

“Por lo que toca al Sistema de Transporte Colectivo Metro, ya estamos trabajando, como lo prometí, en el diseño de la ampliación de la Línea 12 para que llegue no solamente hasta el cruce de Periférico (...) sino hasta el Metro Observatorio”, anunció.

El Ejecutivo local se comprometió a impulsar iniciativas de ley ante la Asamblea, como el registro de vehículos que utilizan escoltas y personas que prestan servicios de seguridad.

De igual manera, incentivará la ley que dará garantía al desarrollo físico, mental y social de las niñas y niños de cero a seis años mediante la estimulación temprana.

“Para mí, mandatario no es el que manda, sino el que obedece el mandato de la gente. En este marco, deseo reconocer el trabajo de las jefas y jefes delegacionales que buscan con su quehacer diario elevar las condiciones de vida de los capitalinos”, dijo.

Otra misión principal de su gestión, apuntó, será el de consolidar la reforma política del Distrito Federal para la que, afirmó, “hay consensos con las fuerzas políticas” y en todos los niveles correspondientes.

“Considerando que somos sede de los poderes federales y capital de la República, estamos pugnando por consolidar, de una vez por todas, la reforma democrática y la promulgación de la Primera Constitución, instrumento fundamental de la ciudad”, afirmó.

Mancera insistió en que la seguridad forma parte de sus principales preocupaciones y prioridades. Anunció que su objetivo es “consolidar a la Ciudad de México como la más segura en el corto plazo”.

Para ello, el jefe de Goberno anunció que ya está en proceso de adquisición de 7 mil nuevas cámaras que vigilarán para la capital del país.