31 de enero de 2013 / 03:23 a.m.

Guerrero • Organizaciones campesinas y maestros de tendencia institucional, aprovecharon la sesión solemne del 163 aniversario de la instalación del Primer Constituyente del estado para manifestarse ante los representantes de los tres poderes públicos locales.

La sesión solemne se desarrolló en la Plaza de las Tres Garantías de Iguala de la Independencia, lugar hasta el que llegaron maestros de la sección XIV del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), activistas de la Unión Campesina Emiliano Zapata (UCEZ) y de la organización Tierra y Libertad.

La presencia de dichos grupos prorrogó por una hora el inicio de la ceremonia programada para las diez de la mañana.

Con la demora hubo espacio suficiente para que a la plaza llegaran otros grupos inconformes, entre ellos habitantes de colonias populares como la Lucio Cabañas Barrientos; la Genaro Vázquez Rojas, Francisco Villa y el grupo Sentimientos de la Nación, cada una con planteamientos diferentes a los representantes de los poderes públicos.

Tres activistas de la Unidad Popular (UP) fueron detenidos por la policía municipal cuando realizaban pintas en algunos inmuebles cercanos a la plaza, estaban cubiertos del rostro y usaban aerosol.

Los que no fueron capturados avisaron al resto de manifestantes y estos se dirigieron hacia los policías locales, intercambiaron insultos y jaloneos, por lo que los jóvenes embozados fueron liberados.

El alcalde José Luis Abarca dialogó con los dirigentes de la UP y se comprometió a recorrer varias colonias para agendar un programa de rehabilitación de calles, lo que dejó satisfechos a sus representantes y ya no amagaron con interrumpir la sesión del Congreso local.

En la plaza los maestros inconformes con la reforma educativa se manifestaban lanzando consignas como la siguiente: -¡Maestros callado, seguro diputado! Lo que arrancó una sonrisa nerviosa del único legislador del Panal, Emiliano Díaz Román, ex dirigente de la sección XIV del SNTE.

En la sesión estuvo el gobernador Ángel Aguirre Rivero, también el presidente del Tribunal Superior de justicia (TSJ) y como convocante el presidente de la Comisión de Gobierno del Congreso local Bernardo Ortega Jiménez.

El discurso oficial estuvo a cargo de Ortega Jiménez en medio de las consignas de los trabajadores de la educación, a quienes el también líder de la fracción parlamentaria del PRD les dirigió un reconocimiento por la lucha que han sostenido durante muchos años, sin embargo les dijo que están mal informados respecto a la reforma, porque sus plazas están completamente a salvo.

La tensión se generó cuando culminó el evento; el gobernador Aguirre Rivero se retiró en medio de un cerco de seguridad implementado por personal de la Policía Estatal y de Protección Civil.

Hubo jaloneos y en la refriega algunos profesores cayeron al suelo.

La camioneta del ejecutivo local alcanzó a salir del primer cuadro de la ciudad pese a la aglomeración de manifestantes, pero la unidad en que se trasladaba el presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), Jesús Martínez Garnelo, fue detenida por los profesores.

El representante del Poder Judicial local quedó varado por espacio de una hora, tras de su camioneta también esperaron las de varios diputados locales y funcionarios de la administración pública.

Poco a poco el centro de la ciudad se despejó, los inconformes aceptaron el ofrecimiento de la instalación de mesas de trabajo, aunque en la mayoría quedó de manifiesto la incredulidad.

Rogelio Agustín Esteban