NOTIMEX
31 de mayo de 2016 / 01:08 p.m.

Tokio.- Japón condenó hoy el fallido lanzamiento de esta madrugada de un misil balístico de mediano alcance por parte de Corea del Norte, que calificó como una “provocación” que debe ser inaceptable para la comunidad internacional.

"Los múltiples lanzamientos de misiles por parte de Corea del Norte son actos de provocación frente a la comunidad internacional, que son totalmente inaceptables", afirmó el canciller japonés Fumio Kishida, luego de que Corea del Sur informó sobre el hecho.

El Estado Mayor Conjunto de Corea del Sur denunció que el régimen norcoreano activó un misil de alcance medio desde una región cercana al puerto oriental de Wonsan, aunque la maniobra parecía haber fracasado por cuarta vez en menos de dos meses.

En una conferencia de prensa, el ministro del Exterior dijo que tanto Japón como la comunidad internacional no pueden tolerar que Pyongyang siga con este tipo de pruebas armentistas y prometió a trabajar con Corea del Sur y Estados Unidos para frenar dichas actividades.

El secretario del gabinete, Yoshihide Suga, dijo por su parte que el ensayo de misiles por parte de Corea del Nerte no representa ninguna amenaza directa a la seguridad de Japón, según un reporte de la agencia de noticias Kyodo.

El lanzamiento efectuado la madrugada de este martes cerca de las 05:20 horas locales (20:20 GMT del lunes) se produce después de tres intentos fallidos de Corea del Norte para poner en marcha su misil balísticos de alcance medio “Musudan” desde el pasado 15 de abril.

Los gobiernos de Japón y Corea del Sur advirtieron sobre la posibilidad de que activaran el cohete “Musudan”, un nuevo proyectil cuyo rango de hasta cuatro mil kilómetros le permitiría poner en la mira a la base estadunidense de Guam en el Pacífico.

"Mantenemos nuestra coordinación estrecha con Estados Unidos y Corea del Sur, e instamos a Corea del Norte a evitar nuevas acciones provocadoras y a adherirse a las resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas", subrayó Suga en rueda de prensa.

Tal resolución, adoptada en marzo pasado en respuesta a la cuarta prueba nuclear que Corea del Norte llevó a cabo en enero y el lanzamiento de un cohete balístico de largo alcance en febrero pasado, prohíbe a Pyongyang realizar los ensayos nucleares y el uso de tecnologías de misiles balísticos.

Asimismo, el ministro nipón de Defensa, Gen Nakatani, señaló que es muy posibles que Corea del Norte haga más pruebas de misiles balísticos, por lo que aseguró que Japón está preparado para hacer frente a cualquier situación.

"Corea del Norte no ha cambiado su disposición a buscar el desarrollo nuclear y de misiles. La posibilidad de que Corea del Norte de lanzar otro misil balístico, como parte de su desarrollo de misiles, no se puede descartar", dijo Nakatani.

El ministro de Defensa ordenó la víspera a las fuerzas de autodefensa el despliegue del sistema antimisiles tierra-aire Patriot Advanced Capability-3, para interceptar un posible misil balístico de Corea del Norte, ante la amenaza de que pudiera caer sobre territorio japonés.

Nakatani dijo a la prensa que Japón está preparado para hacer frente a cualquier situación y adelantó que se reunirá el viernes próximo en Singapur con sus homólogos de Corea del Sur y de Estados Unidos, en el marco de una junta de seguridad regional, para examinar el supuesto lanzamiento.