25 de agosto de 2014 / 05:40 p.m.

Tokio.- Japón está listo para proporcionar un fármaco contra la influenza desarrollado en el país como un posible tratamiento para el brote de ébola que se extiende rápidamente.

El secretario del gabinete Yoshihide Suga dijo el lunes a la prensa que Japón puede ofrecer favipiravir, desarrollado por una filial de Fujifilm Holdings Corp., en cualquier momento, a petición de la Organización Mundial de la Salud.

El fármaco, que se comercializa con el nombre de Avigan, fue desarrollado por la filial Fujifilm Toyama Chemical Co. para tratar nuevos virus de influenza.

Favipiravir fue aprobado por el Ministerio de Salud de Japón en marzo para su uso contra la influenza.

No se ha demostrado su eficacia contra el ébola. Pero Fujifilm está en conversaciones con la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de Estados Unidos para realizar pruebas clínicas para curar el ébola, dijo el portavoz de la compañía Takao Aoki.

El vocero dijo que los virus del ébola y la gripe son similares y podrían reaccionar de manera parecida al fármaco.

Favipiravir inhibe la replicación viral de genes en las células infectadas para evitar la propagación, mientras que otros antivirales son a menudo diseñados para inhibir la liberación de nuevas partículas virales, dijo la compañía.

La empresa indicó que cuenta con suficientes reservas de favipiravir como para más de 20.000 pacientes.

Japón está al pendiente de una decisión de la OMS que dará más detalles sobre el uso de medicamentos no probados contra el ébola, dijo Suga. En caso de emergencia, Japón podría responder a peticiones individuales antes de que el organismo de la ONU tome una nueva decisión, indicó el secretario del gabinete.

Varios medicamentos se están desarrollando para el ébola. Todavía están en las primeras etapas y no hay tratamiento probado o vacuna para la enfermedad a menudo fatal.

Hace poco, dos médicos estadounidenses se recuperaron después de ser tomar ZMapp, aunque no queda claro si se curaron por este medicamento, ya que en Liberia un africano que lo tomó murió.

El ébola ha matado a más de 1.400 personas en África occidental este año.

FOTO: APAP