NOTIMEX
15 de octubre de 2015 / 11:42 a.m.

Tokio.- Japón continuó su regreso a la producción de energía nuclear con la puesta en marcha, es jueves, de un segundo reactor, bajo las estrictas regulaciones de seguridad adoptadas por el país a raíz de la crisis en la planta de Fukushima Daiichi.

La reactivación de este segundo reactor, el número 2 del complejo de Sendai, en la isla de Kagoshima, suroeste del archipiélago, se produjo después de que en agosto pasado la unidad número 1 de la misma planta reanudó operaciones, tras dos años de suspensión.

El primer ministro japonés Shinzo Abe destacó el reinicio operativo de la planta de Sendai, operada por la compañía Kyushu Electric Power Co., bajo lo que llamó las reglas de seguridad “más duras del mundo”, implementadas en el país para evitar catástrofes nucleares.

“No hay cambios en la política del gobierno de proceder con el reinicio de los reactores que sean aprobados por la Autoridad Nuclear porque cumplen un reglamento más estricto”, declaró el secretario del gabinete Yoshihide Suga en una conferencia de prensa.

El gobierno planea recuperar con la energía nuclear entre 20 y 22 por ciento del suministro total de electricidad del país en 2030, en comparación con aproximadamente el 30 por ciento con que contaba antes de la catástrofe de Fukushima.

Kyushu Electric terminó la inserción de un total de 157 barras de combustible en el reactor 2 de Sendai el mes pasado y estuvo trabajando en las inspecciones finales hasta encenderlo este jueves, esperando que la unidad logre una fisión atómica estable esta noche.

La compañía eléctrica “pondrá la máxima prioridad en garantizar operaciones seguras y con la mayor precaución”, sostuvo el presidente de Kyushu, Michiaki Uriu, en un comunicado, de acuerdo con despachos de la agencia japonesa de noticias Kyodo.

El gran terremoto y subsecuente tsunami que golpearon el este de Japón en marzo de 2011, desencadenaron la peor crisis nuclear desde el desastre de Chernobyl en 1986 y condujeron a la paralización de todos los reactores comerciales del país en mayo de 2012.

Dos reactores fueron reactivados temporalmente alrededor de dos meses después debido a preocupaciones de escasez de energía, pero nuevamente apagados para controles de seguridad en septiembre de 2013, dejando a Japón sin energía nuclear.