REDACCIÓN
2 de febrero de 2015 / 12:38 a.m.

Jeremy Lane había realizado una jugada grande en durante el primer cuarto del Super Bowl, al interceptar un pase de Tom Brady en la Zona Roja.

Desafortunamente para el esquinero mientras acarreaba el ovoide sufrió un tackle que lo mando al suelo, la caida fue grave ya que Lane se apoyo sobre su brazo y se confirmo que el jugador tiene una fractura que le impidió seguir en el partido.