Leticia Fernández
12 de junio de 2013 / 01:14 p.m.

México • Los jóvenes detenidos tras la marcha del 10 de junio no podrán alcanzar su libertad bajo fianza si el Ministerio Público configura el delito de robo que sufrieron dos empleados de la Secretaría de Gobierno del DF.

El procurador General de Justicia del DF, Rodolfo Ríos Garza, informó que los otros ilícitos que se derivan de los actos vandálicos que protagonizaron jóvenes en calles del Centro Histórico son ataques a la paz pública, ultrajes a la autoridad y lesiones.

Este último corresponde a los golpes que recibieron policías que vigilaban la manifestación y los trabajadores del área de Concertación Política del GDF que se acercaron al contingente para atender sus demandas.

La certificación médica de los servidores públicos indican que los uniformados Santiago Mendoza Jaime, del Grupo Especial Metropolitano presentó un golpe contuso en la pierna derecha; y Francisco Javier Ramírez, de la Zona Centro, tuvo una contusión en pierna y tobillo. Aunque ambos fueron trasladados al Hospital Mocel, los dieron de alta ayer por la noche.

En tanto que Salvador Victoria Soto, del 52 Agrupamiento de la Policía Auxiliar, tuvo un golpe en el codo derecho, que no le impidió formar parte del operativo de ayer por la noche en el Estadio Azteca para el partido de futbol.

“Aquí hay alguna variante en el caso de que exista y se pueda acreditar algún robo calificado, entonces no habría la posibilidad de obtener este beneficio; sin embargo, si son los otros delitos sí alcanzarían la caución.

“El Ministerio Publico, la Procuraduría siempre ha sido muy respetuosa de los derechos humanos así como de los procesales de las personas, si por los delitos que nosotros vayamos a consignar merecen el beneficio de la caución, por supuesto que se los daremos”, dijo.

Ríos Garza indicó que servicios periciales de la PGJDF analiza videos y fotos con el propósito de identificar a los jóvenes, en su mayoría, integrantes del Frente Oriente.

El funcionario reiteró que son 22 personas que rinden su declaración ante el Ministerio Público de la Agencia 50 Investigadora y será hasta la noche de este miércoles cuando se defina su situación jurídica al decretar su libertad o consignación ante un juez penal.