reuters
1 de febrero de 2016 / 04:12 p.m.

Brasil.- El jefe de gabinete de Brasil, Jaques Wagner, dijo el lunes que no hay posibilidad de que los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en agosto se cancelen debido al brote del virus del Zika, que se propaga rápidamente por el país sudamericano y ha sido vinculado a defectos congénitos en recién nacidos.

"Tenemos que explicar a quienes vienen a Brasil, los atletas, que el riesgo es cero si no es una mujer embarazada", dijo Wagner a periodistas.

El funcionario agregó que al Gobierno le preocupa el impacto de la enfermedad en los Juegos, pero afirmó que se harán campañas de información sobre el virus, que la OMS declaró el lunes como emergencia sanitaria mundial.

El virus, transmitido por mosquitos, se ha propagado rápidamente por América. Las embarazadas son las que corren más peligro si lo contraen, ya que ha sido relacionado con casos de microcefalia, una condición en que el bebé nace con la cabeza y el cerebro más pequeños de lo habitual.