AP
22 de noviembre de 2017 / 08:48 p.m.

AUSTIN.- Una nueva ley en Texas que buscaba prohibir un método comúnmente utilizado para interrupción del embarazo fue bloqueada por un juez federal el miércoles.

Es el rechazo más reciente en una serie de derrotas judiciales ante los intentos de la legislatura de hacer que un aborto sea más difícil de conseguir en el segundo estado más poblado de Estados Unidos.

El juez de distrito Lee Yeakel, con sede en la ciudad de Austin, extendió por tiempo indefinido una prohibición temporal que anteriormente había emitido antes de que la ley entrara en vigor el 1 de septiembre.

Eso anula, al menos por ahora, una ley que el gobernador Greg Abbott promulgó en junio que prohibía un procedimiento de aborto en el segundo trimestre conocido como dilatación y evacuación. El estado de Texas está listo para apelar el fallo, pero los tribunales federales en al menos otros cuatro estados han bloqueado leyes similares.


El fallo de Yeakel fue resultado de un juicio que comenzó hace unos meses en el que el juez escuchó los argumentos de Texas, que defendió la ley, y de los grupos de derechos para abortar, quienes aseveraron que la ley impone obstáculos inconstitucionales a las mujeres que buscan interrumpir su embarazo.

El fiscal estatal de Texas Ken Paxton interpuso de forma inmediata una notificación de apelación en el Tribunal de Apelaciones del 5to Circuito en Nueva Orleans.

“Un juicio de cinco días en un tribunal de distrito nos permite construir un registro como ningún otro en el que se exponga la verdad sobre la barbárica práctica de abortos. Estamos ansiosos de presentar ese extenso registro ante el 5to Circuito.

No solo la sociedad debería de tolerar el desgarro de los seres humanos en pedazos”, indicó Paxton en un comunicado.

Los jueces federales ya han fallado contra otros intentos de Texas impedir el aborto, por ejemplo cambiando la forma como se desechan los restos fetales o negando fondos a servicios de planificación familiar como Planned Parenthood.

El año pasado, la Corte Suprema de Estados Unidos abatió contundentemente una ley antiaborto aprobada en Texas en 2013 que buscaba clausurar más de la mitad de las clínicas de aborto en el estado.


pjt