DIEGO MORENO
6 de marzo de 2015 / 03:16 p.m.

El jugador del equipo argentino, Éder Álvarez Balanta, presumió el gran control que tiene con el balón, en donde hizo una jugada de lujo, burlándose a varios jugadores de Tigres.

Con esta individualidad, el "Negro", fue ovacionado en el Estadio Monumental, en donde los hinchas gritaron: "Olé, olé, olé, olé, Negro, Negro".

Balanta estuvo a punto de sentenciar el partido con esa gran jugada, debido a que mandó un excelente pase, que al final no pudo concluirse terminando el partido con un empate de 1-1.