Óscar Rodríguez
30 de agosto de 2013 / 10:23 p.m.

 

Oaxaca  • El presidente del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), Alejandro Luna Ramos, afirmó que la justicia electoral en México es más ágil, cierta y efectiva y sus decisiones y resoluciones ya no están sujeta a caprichos o presiones políticas.

 

“La presión política en México ha quedado atrás y las cuestionen que lo demuestran son la pluralidad en los gobierno que hay en el país y sobretodo en las cámaras legislativas”.

 

Advirtió que el reto de la nueva reforma política que está a discusión será responsabilidad única de los legisladores federales: “Nosotros somos muy respetuosos de cada una de las instituciones y hasta este momento no se nos ha solicitado nuestra intervención, ni cooperación para intervenir.

 

Hemos realizado algunos foros, en los que hemos expuestos algunas cuestiones, que estimamos necesario, exclusivamente a lo que consideramos a nuestra materia, particularmente en lo que versa nuestro régimen de competencia, y en la eficacia y celeridad de nuestro sistema procesal, en lo demás nos reservamos nuestra opinión, porque somos respetuoso de la autonomía de cada uno de los poderes de la República “.

 

Dijo que en la reforma política que se está discutiendo en estos momentos, hay cuestiones muy importantes y necesarias para seguir con el desarrollo del país, creo que las cámaras de Diputados y de Senadores, tendrán la responsabilidad necesaria para emitir los ordenamientos legales que mejor convenga a la Ciudadanía, y a la economía del país”.

 

Sin embargo, dijo que una de las reformas importantes que debe hacerse es que en el momento de la calificación de una elección se deben encontrar resuelto todas las quejas sobre todo aquellas que puedan influir en la calificación de una elección.

 

“Porque definitivamente sigue habiendo unas sanciones que llevan a efecto y se realizan con posterioridad a la calificación de la elección”.

 

Mencionó que del pasado proceso electoral ya se ha resulto la mayoría de los resolutivos, aunque admitió, quedan algunos que faltan y que están en tramitación en el IFE, pero en la elección del 2012 superamos en todas las perspectivas que se reportaron en cuanto número como en calidad. “Resolvimos más asuntos en este año que en todos los años de historia del órgano”.

 

¿Mayor autonomía?

“Una de las cuestiones que más he solicitado y he procurado es el respeto mutuo que deben tener cada una de las instituciones”, explicó Luna Ramos.

 

Afirmó que se ha logrado mucho en las últimas reformas colocando el caso de los magistrados de la sala superior y de las salas regiones del TEPJF que son propuestas por los ministros de la Suprema Corte Justicia de la Nación (SCJN), previa evaluación interna, y donde se eligen las mejores ternas, a la par que los mejores son ratificadas por el Senado. Luego entonces que en estos casos los exámenes de oposición son dobles.

 

En lo que respecta a la última elección local, afirmó que ésta se desarrolló de manera muy prudente y transparente. “fue tan trasparente que cada uno de los acuerdos que dicto el TEPJF fueron revisados por toda la ciudadanía que los pudo consultar en las página de internet y los diferentes medios electrónicos como los celulares.

 

“El año entrante vamos abrir la transparencia con mayor fuerza a efecto de ofrecer la mayor información al ciudadano para que tenga confianza en sus órganos jurisdiccionales que se encargan de calificar las elecciones en este país”.

 

Al encabezar la firma de convenio entre el TEPJF y el Tribunal Estatal Electoral del Poder Judicial de Oaxaca (TEEPJO) para la implementación del programa informático denominado Sistema de Información de la Secretaría General de Acuerdos (SISGA), Luna Ramos dijo que el acceso a la justicia es pilar en todo Estado Constitucional y Democrático de Derecho y uno de sus elementos más importantes radica en que su impartición se lleve a cabo sin dilaciones injustificadas.

 

“La justicia electoral debe ser ágil, sin demoras innecesarias, tal como lo dicta el artículo 17 constitucional, el cual establece que las resoluciones de los tribunales deben realizarse en los plazos y términos que fijen las leyes en la materia para garantizar el disfrute de los derechos político-electorales de nuestros ciudadanos”, agregó el magistrado.

Explicó que el convenio tiene como propósito establecer las bases generales mediante las cuales el TEPJF brindará cooperación técnica en la función jurisdiccional al TEEPJO, con el fin de fortalecer la trasparencia, brindar certeza y beneficiar a los ciudadanos.

 

“Estoy convencido que la colaboración entre instituciones de distinto nivel de competencia, consolida el régimen federal y fortalece los elementos de servicio a la ciudadanía mexicana, a la cual, en último término, nos debemos. La solidaridad debe ser factor de perfeccionamiento en la prestación de los servicios públicos”, enfatizó el magistrado presidente del máximo organismo jurisdiccional electoral del país.

 

En su oportunidad, Constancio Carrasco Daza, magistrado de la Sala Superior del TEPJF, aseveró que los tribunales electorales deben concentrar sus esfuerzos en el reconocimiento de valores fundamentales como la independencia y el profesionalismo, que constituyen el pilar de todo Estado democrático de derecho.

 

“La independencia judicial es un presupuesto inherente de todo órgano de impartición de justicia, su consolidación va más allá de una reforma electoral, pues está depende de la vocación auténtica y autonomía de los jueces que conforman los tribunales y los órganos electorales”, comentó.

 

Agregó que este convenio se suscribe en el marco de la discusión legislativa, en la que se pretende reformular las potestades de las autoridades administrativas y jurisdiccionales en materia electoral en todo el territorio nacional, propuesta a la que las autoridades locales no pueden permanecer ajenas, indicó.

 

Ana Mireya Santos, magistrada presidenta del TEEPJO, celebró el interés del magistrado Luna Ramos y de la Agencia Española de Cooperación para el Desarrollo por compartir la experiencia y el sólido desempeño de la Secretaría General de Acuerdos de la Sala Superior, pues ello, dijo, permitirá lograr una mejor justicia electoral en Oaxaca, donde se busca el pleno respeto a los derechos tanto colectivos como individuales y una justicia efectiva.

 

Dijo que el convenio es un acto ejemplar de colaboración interinstitucional que demuestra el interés de los órganos jurisdiccionales para lograr metas en común y multiplicar los éxitos logrados a favor de la justicia electoral.