NOTIMEX
2 de junio de 2017 / 06:06 p.m.

WASHINGTON.- La Agencia de Protección del Medio Ambiente (EPA) de Estados Unidos rechazó hoy que la salida de su país del Acuerdo de París contra el cambio climático signifique que el gobierno se excluirá de la discusión mundial del tema, además de que desestimó que tengan que disculparse por la decisión.

El administrador de la EPA, Scott Pruitt, desestimó el impacto del Acuerdo de París, al señalar que aún sin él, Estados Unidos ha reducido sus emisiones de dióxido de carbono por las innovaciones tecnológicas que su país está dispuesto a compartir con otras naciones.

“(El acuerdo de) París, en su núcleo, fue un puñado de palabras comprometidas con un beneficio ambiental muy, muy mínimo, y costó a este país una cantidad sustancial de dinero”, dijo Pruitt en rueda de prensa, en la que reiteró que la salida “no significa una desconexión”.

Pruitt resistió varios intentos de los periodistas para dejar en claro cuál es la postura del presidente Donald Trump sobre el cambio climático, ya que durante su campaña presidencial el mandatario calificó el problema como un engaño.

“Todas las discusiones que tuvimos en las últimas semanas se han centrado en un tema singular. ¿Es París bueno o no para este país? Esa es la discusión que he tenido con el presidente, y ese ha sido mi enfoque”, indicó sin responder de manera directa la pregunta.

De igual manera evitó aclarar su postura al respecto, a partir de sus declaraciones en el pasado en el sentido de que hay desacuerdo sobre el impacto del cambio climático sobre los humanos, o que la actividad humana sea un factor que ha contribuido al calentamiento global.

“La gente me ha llamado un escéptico climático o un negador climático, pero no se que quieren decir; yo diría que hay exageradores climáticos”, ofreció como respuesta.

Consideró que más allá de los calificativos, lo que los estadounidenses merecen es una discusión transparente y objetiva sobre este tema, “y lo que París representa es un acuerdo internacional que pone a este país en desventaja, con pocos beneficios”.

El funcionario calificó la decisión de Trump de “valiente” y dijo que los estadounidenses “no tenemos nada de qué disculparnos como país”.


dezr