23 de enero de 2013 / 10:55 p.m.

Ciudad de México • La ministra Olga Sánchez Cordero, ponente del proyecto discutido esta tarde en la SCJN, con el cual se concedió libertad a Florence Cassez, argumentó que la resolución se basó en el principio de vigilar que prevalezca el Estado de derecho en México.

Sánchez Cordero evitó dar una respuesta sobre acusaciones de presuntas víctimas de Cassez, pero argumentó que debe existir una correlación entre los derechos de las víctimas y los de los acusados.

“Si las víctimas tienen estos derechos, los tendrán en la medida en que se conozca la verdad y se haga una auténtica justicia. Y eso solamente prima si existen esas garantías constitucionales y ese respeto a derechos de los acusados”, argumentó.

Aclaró que desde 1995 entró en vigor una reforma con la que se permitía que las víctimas impugnaran las decisiones del Ministerio Público. “Esto es una carrera de 18 años de protección a la víctima”, dijo la ministra.

Aún así, resaltó que esta resolución, con la que se ordena la liberación inmediata de Florence Cassez, no es una puerta para otros delincuentes.

Y reiteró: “Nosotros (los ministros) somos jueces constitucionales. Nosotros no votamos por opiniones mayoritarias o minoritarias ni por corrientes de opinión. Nosotros tenemos un deber constitucional”.

Redacción