23 de noviembre de 2014 / 09:05 p.m.

Nairobi.- Más de 100 personas murieron en un ataque de las fuerzas kenianas contra una base del grupo somalí al-Shabab, en represalia por el atentado contra un autobús de pasajeros en la ciudad de Mandera, cerca de la frontera con Somalia, que dejó 28 muertos.

El vicepresidente de Kenia, William Ruto, informó que el Ejército persiguió y finalmente mató a los responsables del ataque del autobús en el norte del país, reivindicado por al-Shabab, según el diario keniano The Star.

"Se realizaron con éxito dos operaciones militares contra los responsables del ataque contra el autobús de pasajeros y la acción de respuesta ha dejado más de 100 víctimas", dijo Ruto en rueda de prensa en Nairobi, capital de Kenia.

Explicó que durante la operación, las fuerzas kenianas destruyeron un campamento utilizado como base por los radicales y tres camionetas con ametralladoras.

"Nuestro mensaje para ellos es bien claro. Pueden esconderse y atacar a civiles inocentes, pero tras cualquier ataque contra Kenia o su gente los perseguiremos donde quiera que vayan", advirtió.

La acción contra el autobús de pasajeros ocurrió la madrugada del sábado a unos 30 kilómetros de la ciudad fronteriza de Mandera, cuando un grupo de hombres armados detuvo el vehículo que se dirigía a Nairobi e hizo salir a sus pasajeros.

Los atacantes, supuestos miembros de al-Shabab, les obligaron a recitar versículos del Corán para demostrar que eran musulmanes, sin embargo ejecutaron a 28 personas -19 hombres y nueve mujeres- de un disparo en la cabeza por no profesar esa religión.

Al-Shabab reivindicó el ataque en respuesta a las redadas de la policía keniana en mezquitas de la ciudad de Mombasa, donde ha detenido a más de 400 personas, pero que el grupo somalí las califica como actos de represión contra los musulmanes.

El grupo al-Shabab, que en 2012 anunció su adhesión formal a la red Al Qaeda y lucha para instaurar un Estado islámico de corte wahabí en Somalia, fue incluida en marzo de 2008 en la lista de organizaciones consideradas terroristas por Estados Unidos.

FOTO Y TEXTO: NOTIMEX