2 de enero de 2014 / 05:31 p.m.

JERUSALEN.- El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, arribó a Israel el jueves en su último intento por energizar las negociaciones de paz y encontrar un escaso terreno común entre los pesimistas funcionarios israelíes y palestinos.

Su visita, la décima a la región en menos de un año, apunta a establecer los fundamentos de un "acuerdo marco" que evalúe los asuntos centrales de un conflicto que lleva décadas y abra la puerta para una Palestina independiente, según funcionarios estadounidenses.

Pero en lo que respecta al tema de las fronteras, la seguridad, los refugiados y el estado de Jerusalén, los líderes de ambas partes se han mostrado muy distantes esta semana.

El viceministro de Relaciones Exteriores israelí, Zeev Elkin, rechazó el jueves la creación de un Estado palestino sobre la base de los límites trazados antes de la Guerra de los Seis Días de 1967, en la cual Israel capturó y ocupó Gaza, Jerusalén Oriental y Cisjordania.

"El valle de Jordania debe estar bajo soberanía israelí para siempre", dijo, refiriéndose a la zona que limita con Jordania, de la cual los palestinos quieren que Israel se retire por completo.

"Las fronteras de 1967 son fronteras de Auschwitz", citó el periódico Ha'aretz al funcionario israelí, que sugirió que cualquier medida al respecto conduciría a la destrucción de Israel.El martes, el presidente palestino, Mahmoud Abbas, renovó un pedido para que sean evacuados todos los colonos y soldados israelíes dentro de las fronteras de 1967, y expresó que no dudaría en rechazar un mal acuerdo.

"Diremos 'sí' a cualquier idea que se nos sugiera que cumpla con nuestros derechos. Pero no temeremos y no dudaremos por un momento (...) en decir 'no', sea cual sea la presión, a cualquier propuesta que no cumpla con los intereses nacionales de nuestro pueblo", indicó Abbas en un discurso.

El jefe de los negociadores palestinos, Saeb Erekat, dijo el mes pasado que un acuerdo marco podría permitir que las negociaciones continúen un año más.Sin embargo, previamente esta semana, manifestó que las conversaciones patrocinadas por Estados Unidos estaban "fallando" y amenazó con llevar a Israel ante la Corte Penal Internacional.

En diálogo con periodistas el martes, un funcionario del Departamento de Estado estadounidense dijo que Kerry no estaba esperando un avance durante su última visita, en la que está previsto que se reúna en varias oportunidades con Abbas y el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, por separado.

El funcionario, que pidió no ser identificado, dijo que un acuerdo marco actuaría como guía para lograr un tratado de paz definitivo para fines de abril.

Reuters