25 de febrero de 2014 / 08:23 p.m.

BRASILIA.- Brasil lanzó el martes una campaña de prevención del sida durante el Carnaval, el período más festivo en el calendario del país sudamericano, con la mira puesta en otro gran evento de este año: el Mundial.

La campaña comenzará a divulgarse a partir del miércoles en los medios de comunicación, carteles, vallas y panfletos.

"Es una campaña que trabaja con la idea de prevención, no sólo para carnaval. La idea de trabajar con cualquier tipo de fiesta nos alerta a estar vigilantes con todos los grupos de edad, independiente de que sea hombre o mujer o de su orientación sexual, lo fundamental es trabajar con prevención, usar preservativo", dijo en conferencia de prensa el ministro de Salud, Arthur Chioro.

En la conferencia se presentaron dos videos que serán divulgados por televisión y redes sociales en los que aparece un hombre joven que va a una fiesta de vaqueros típica de ciudades del interior, después asiste a una parada gay, participa en el carnaval y finalmente llega a un partido del Mundial.

El mensaje es "si tiene fiesta, fiestota o fiestita, use preservativo", una frase que en portugués rima con la palabra "camisinha", la forma popular de llamar al preservativo.

Brasil está actualmente inmerso en el clima carnavalesco aunque las fiestas se vivirán con mayor intensidad a partir del fin de semana, una celebración que paraliza el país hasta el miércoles 5 de marzo.

"Siempre tenemos una campaña grande de prevención durante el carnaval, que es un momento de fiesta y alegría en que algunas personas abandonan sus cuidados personales", advirtió el secretario de Vigilancia en Salud, Jarbas Barbosa.

Agregó que "este es un año diferente, por eso la campaña va a incorporar el Mundial y las fiestas que se efectuarán alrededor del torneo".

Entre el carnaval y el Mundial, el Ministerio de Salud tiene previsto distribuir 104.2 millones de preservativos en los lugares de mayor concentración festiva, incluyendo las 12 ciudades mundialistas y los principales centros de carnaval, como Salvador, Recife y Rio de Janeiro.

Poco después de que el ministerio divulgó la campaña contra el sida, la presidenta Dilma Rousseff publicó en su cuenta de Twitter mensajes contra la explotación sexual de niños y adolescentes durante el carnaval y el Mundial.

"Brasil está feliz de recibir a los turistas que llegarán para el Mundial, pero también está listo para combatir el turismo sexual", publicó la mandataria. "El gobierno aumentará los esfuerzos de prevención de explotación sexual de niños y adolescentes en el carnaval y el Mundial".

En Brasil hay 340 mil personas que reciben tratamiento contra el sida, pero el Ministerio de Salud calcula que existen 150 mil portadores del virus de inmunodeficiencia humana, causante del sida, sin saberlo.

El ministro Chioro hizo un llamado a la población a someterse a las pruebas rápidas que el gobierno distribuyó en todo el país y aseguró que cuando una persona descubre que porta el virus causante del sida permite cortar la cadena de propagación del mal.

El gobierno distribuyó el año pasado 4.7 millones de pruebas rápidas para detectar el virus y según el Ministerio, este año serán distribuidos más que esa cantidad en clínicas y puestos de salud.

AP