17 de febrero de 2013 / 06:05 p.m.

México • En la estrategia anticrimen el presidente Enrique Peña Nieto trazó su línea respecto a su antecesor. Michoacán, donde Felipe Calderón arrancó la “guerra” antinarco, se convirtió en el primer estado con el que el gobierno federal hará un frente común no solo contra la delincuencia organizada y local, sino en asuntos de prevención y vinculación ciudadana.

A diferencia de los reproches que se lanzaron el sexenio pasado contra gobiernos estatales y municipales y del envío de miles de efectivos militares y policiales en la Operación Conjunta Michoacán, que se anunció en diciembre de 2006 y se lanzó en julio de 2007, la táctica está basada en un esfuerzo coordinado entre autoridades federales y locales que se prevé extender a todas las entidades.

La Comisión Nacional de Seguridad (CNS) informó que con el gobierno de Michoacán se lograron planteamientos concretos en temas de abatimiento de la incidencia delictiva, prevención de accidentes en carreteras, vinculación con la ciudadanía y coordinación para atender temas específicos que “redunden en estabilidad y paz social”.

Enrique Galindo Ceballos, encargado de despacho de la Oficina del Comisionado General de la Policía Federal, se reunió en Morelia con el gobernador Fausto Vallejo para delinear “los esquemas de operación conjunta para desarrollar acciones específicas en el ámbito local que permitan formar un frente común”.

“El mensaje del doctor Manuel Mondragón (subsecretario de Planeación y Protección Institucional) para los habitantes de Michoacán es: coordinación. Vamos todos juntos, autoridades estatales, municipales y la Policía Federal, para eso estamos aquí”, señaló.

La CNS señaló que con este encuentro, efectuado en la Casa de Gobierno de Morelia, inició formalmente el proyecto de regionalización contemplado en la Estrategia Nacional de Seguridad Pública que emprendió el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.

El gobierno federal realizará reuniones similares con las 32 entidades restantes para cubrir las cinco regiones en las que está dividido el país, “a efecto de que los planes alcancen el ámbito local en beneficio de los ciudadanos”.

Vallejo agradeció que Michoacán haya sido considerada la primera entidad donde arranquen las mesas de coordinación de la Policía Federal con los gobiernos estatales, a cuyos acuerdos dará seguimiento personalmente.

Según el último reporte del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, Michoacán cerró 2012 en el lugar 18 en incidencia delictiva del fuero común, al sumar 34 mil 235 delitos.

De los delitos perpetrados, destacan 794 homicidios dolosos, 21 más que en 2011, y de los que 316 se cometieron con armas de fuego. Se denunciaron 354 extorsiones, mientras que en 2011 hubo 184, lo que representó un repunte de este ilícito.

 IGNACIO ALZAGA