Notimex 
22 de julio de 2013 / 12:32 a.m.

 

Ciudad de México  • El presidente Enrique Peña Nieto presentará este lunes la Cruzada Nacional contra el Empleo Informal, que será un primer paso para que el país avance en aspectos fundamentales como la competitividad y el desarrollo integral, dijo Alfonso Navarrete Prida, secretario del Trabajo.

Según datos de la Secretaría del Trabajo, alrededor de 30 millones de trabajadores están en situación de informalidad que, entre otras cosas, limita su derecho a empleos de calidad y hace inviables los proyectos de modernización y competitividad que a escala global tiene el país.

Navarrete Prida destacó que erradicar la situación irregular de los trabajadores dentro de estructuras formales permitirá avanzar en la aplicación de la nueva Ley Federal del Trabajo, y propiciará que empleados públicos y privados que cobran por honorarios, pasen a ser de nómina, con lo cual gozarán de beneficios en materia laboral y de seguridad social.

El titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social dijo que para ello, ya se cuenta con el respaldo de organismos privados como la Confederación Patronal de la República Mexicana y el Consejo Coordinador Empresarial, así como de las principales centrales de trabajadores en la República Mexicana.

Navarrete Prida indicó que además de que seis de cada diez trabajadores en la economía formal tienen una situación "incompleta" en términos laborales, esto alimenta el hecho de que México tenga uno de los niveles más bajos de recaudación tributaria dentro de la OCDE.

El funcionario federal señaló que lo anterior se agrava por el hecho de que el país también tiene una baja calidad educativa y niveles magros en materia de productividad, lo que se traduce en limitada competitividad global y, en términos productivos, en una "tormenta perfecta".

Esto, en buena medida, agregó, limita el bono demográfico del país, que no se va a repetir, ya que en los últimos años la economía ha crecido a tasas del 1.9 por ciento promedio y la productividad ha tenido un descenso importante, se tiene un problema severo en calidad educativa y, en síntesis, "una grave dificultad en la viabilidad del país".

De ahí que el gobierno del presidente Peña Nieto comienza por reconocer la magnitud del problema, lo que no se había hecho en otras administraciones, ya que en materia de informalidad sólo estimaban a poco más de 14 millones de personas, cuando en realidad son más del doble.

Recordó que el jefe del Ejecutivo ha planteado cinco grandes propósitos para el país, que responden a los problemas que se afrontan y pasan por tener un México en paz, un país incluyente que atienda principalmente los problemas de más de siete millones de mexicanos que tienen pobreza alimentaria y de ingreso.

Adicionalmente, subrayó el titular de la STPS, se planteó un nuevo sistema educativo, que venza inercias, por más poderosos intereses que se tengan enfrente.

Afirmó que contar con un México próspero representa "poner acento a la productividad como el mejor mecanismo para elevar el ingreso y tener viabilidad en la competitividad internacional. Va a ser el juego en los próximo años".

Finalmente, dentro de esos propósitos, añadió el funcionario, está el de tener un país con responsabilidades globales, que no es otra cosa que insertar a México en un papel protagónico que le permita desarrollar su potencial como país y como nación.

Alfonso Navarrete comentó que esos cinco propósitos, plasmados en el Plan Nacional de Desarrollo, pasan por conservar la paz laboral, ya que "sin ella no hay reforma alguna, estaríamos no en ceros sino es que en menos algo".

En este contexto, el secretario del Trabajo dijo que hay que evitar lo que ocurre ahora en países como España, con huelgas generales, o en Grecia e incluso en Brasil, éste último que -dijo- tenía un modelo de desarrollo que se veía atractivo y resultó que ha entrado en crisis.

Refirió que también hay países como China y Rusia que no ventilan sus cifras en la materia, y en contraste México busca "enfrentar el problema tal cual es", razón por la cual parte del hecho de que "sin crecimiento económico no puede haber una sociedad más igualitaria y no puede haber crecimiento económico sin generación de empleo".

Por consiguiente, concluyó Navarrete Prida, se inicia esta cruzada contra la informalidad, que se inscribe dentro del Programa Nacional de Empleo y tiene como propósito central, revertir el hecho de que sólo 20 millones de mexicanos laboren en condición de normalidad.

Se prevé que en el anuncio que se hará este lunes estén presentes los gobernadores de todas las entidades de la República Mexicana.