3 de junio de 2014 / 09:00 p.m.

El secretario de Relaciones Exteriores de México, José Antonio Meade, afirmó hoy que su país es latinoamericano “por vocación, afinidad cultural y presencia”, y destacó que la Alianza del Pacífico “no se pelea” con otros modelos de integración regional.

Meade destacó en diálogo con el programa “Mirando Lejos” de la radio paraguaya Ñandutí que México “tiene la fortuna de tener múltiples pertenencias geográficas”, de lo cual “siempre se ha sentido orgulloso”.

Subrayó, además, que “por su importancia en diferentes dimensiones, desde el tamaño de su economía, su territorio, su población, su riqueza cultural, su riqueza turística y su biodiversidad, México forma parte de cualquier diálogo que se dé hoy en el mundo”.

“Tenemos una presencia global en muchos temas por las características de México, pero efectivamente el discurso latinoamericano no queremos que se quede en un discurso”, enfatizó el funcionario.

Añadió que “México es por gravedad latinoamericano, no se puede concebir a Latinoamérica sin los elementos culturales, sin los elementos económicos, sin los elementos de inversión que México aporta”.

Meade Kuribreña fue entrevistado en el marco de su visita a Paraguay, donde participa en la 44 Asamblea General de la OEA.

“Cualquier visión latinoamericana que excluya a México, es una visión que no tiene soporte en la realidad que nuestras sociedades y nuestra historia construyen. Eso es lo que anima a México en su política exterior, esa convicción”, sostuvo.

En esa perspectiva, Meade explicó que la vocación latinoamericanista de su país “queremos que se exprese en comercio, en inversión, en una plataforma como la de la Alianza del Pacífico”, que México conforma con Colombia, Chile y Perú.

“Queremos que nuestra cooperación con la región se exprese en obras, en un mayor integración, por ejemplo, de las vías energéticas (...) queremos que se vea acompañado ese discurso con una mayor presencia en todos estos elementos, incluida la del diálogo político”, acotó.

Respecto a la Alianza del Pacífico, Meade subrayó que se trata de una “plataforma abierta, una plataforma que busca lograr resultados concretos que fomenten una mayor integración” regional.

“Nosotros somos muy respetuosos de las diferentes vocaciones que en materia de desarrollo tienen los distintos países” y, en esa perspectiva, la Alianza del Pacífico no se contrapone a otros modelos de integración.

Dijo que la integración regional “no se agota en el tema comercial”, por lo que la Alianza del Pacífico “no se pelea como modelo” con otros mecanismos, como el Mercado Común del Sur (Mercosur) o la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

La alianza “no es excluyente en términos de su participación del modelo comercial y permite que incluyamos una temática más amplia que al final del día habrá de redundar en una América Latina más integrada en beneficio de todos quienes la ocupan”, enfatizó.

Meade destacó que la Alianza del Pacífico “busca que tengamos un diálogo más amplio que solamente el comercial, busca entre los países que la integran, que hablemos de comercio y como facilitarlo, como hacerlo más importante, elemento detonador del crecimiento”.

“Pero también hablamos de movilidad de personas, de capital y de cooperación, y hablamos de esos tres temas con los países que se integran como observadores”, como Paraguay, abundó el titular de la diplomacia mexicana.

NOTIMEX