28 de enero de 2015 / 07:07 p.m.

En su momento llegó a ser el hombre más odiado por la mitad de Argentina y la otra mitad lo adoraba. El Bofo Bautista, el ídolo de la fanaticada rojiblanca hace un recuento de sus años como rojiblanco, cuando tocó el cielo con ese gol a Boca Juniors en el Jalisco y con el pleito en La Bombonera donde lo querían matar, literalmente, por burlarse de la afición más violenta del mundo.

El Bofo tiene 35 años, una de las piernas derechas más educadas del país, una foto con una muleta en medio de una pelea en la final contra Inter de Porto Alegre en Brasil y ganas de regresar a jugar con Chivas. El dorsal 10 de los Coras de Tepic visitó las instalaciones de Milenio Jalisco y habló de su etapa más feliz como persona con Chivas y de la difícil actualidad que vive el Rebaño. El Bofo busca volver a su casa y culminar su carrera con los rojiblancos.

"En lo personal siento una situación difícil, sabemos que nunca uno como aficionado de Chivas piensas que el equipo estará peleando el descenso, nosotros estábamos acostumbrados a verlos peleando por los primeros lugares y verlo como el número uno de México y vivir esto es muy difícil, pero es momento de apoyar, hay que estar con ellos. El que realmente es Chiva va a estar hasta la muerte con el equipo".

¿Te duele ver este momento de Chivas?

"Antes estabas peleando Libertadores, Liguilla, finales y ahorita peleando el descenso es muy extraño y ver a tu rival odiado que está consiguiendo títulos eso te entristece, eso te pone mal. Hay que levantar la cara, alentar, motivar al equipo para que vuelva a estar en los primeros lugares, siempre lo he dicho le duela a quien le duela Chivas es y será el más grande de México, pero hay que apoyar en este momento difícil".

¿Querías volver a Chivas, sigues pensando así, lo buscaste?

"En esta etapa gracias a Dios me fue muy bien en Coras y mi ilusión era regresar, aportarle mi granito de arena y ese era mi deseo de regresar y prácticamente era casi un hecho que regresaría y a la mera hora no se dio, pero mi deseo está intacto, regresar y retirarme en Chivas y todavía me siento que puedo aportar bastante futbol y ojalá que en el futuro se dé. Me queda mostrarme bien con Coras y sé que tarde o temprano volveré a una Primera División y ojalá que sea en Chivas. ".

¿Qué sentiste cuando el América ganó el campeonato en diciembre?

"Sinceramente casi llorando por esa situación que Chivas es el más grande y el odiado rival levantaba otro título y en ese momento sí lloré y hasta el momento sigo triste, pero hay que levantar la cara y motivar a estos jugadores, esperando a que ellos sean el más ganador de México".

¿Hay un culpable o muchos culpables de tener así a Chivas?

"Mira de Jorge Vergara puedo decir que es muy derecho, me dio la oportunidad de cumplir mi sueño de jugar en Chivas, yo lo traté y sé que él le brinda todo al cuerpo técnico en turno, les da todo para que salgan las cosas bien, si bien no salieron, sabemos que los medios se van contra el dueño, pero te soy sincero él es el menos culpable y la gente que ha llegado es la que tiene al equipo en esta posición, él busca que el equipo esté en los primeros lugares y realmente mucha gente que llegó no respondió a las expectativas que se tenían de ellas".

¿Eres el último 10 de México?

"Respeto mucho a Cuauhtémoc Blanco y considero que un jugador de estas características es muy difícil que estén saliendo por todo lo que se maneja en el futbol mexicano. Pero cada día hay menos jugadores así".

¿Cuál es tu opinión sobre los jugadores extranjeros y naturalizados que juegan en México?

"Hay muchos extranjeros y pocas oportunidades para los jóvenes, cuando yo empecé en Tecos lidié con muchos jugadores ya consolidados como Loco Abreu, Roberto Palacios, Polillita Da Silva, y poco a poco me gané un puesto, pero ahora hay equipos que tiene como nueve o diez jugadores. Antes venía gente de mucha calidad comprobada, consolidados, pero ahora veo gente que viene como a prueba, como que dicen, hay que traerlo a ver qué y ni los conoces y eso afecta mucho al futbol mexicano".

JESÚS HERNÁNDEZ