21 de marzo de 2013 / 02:36 p.m.

 De acuerdo con Dish, el que los legisladores decidan modificar la reforma en telecomunicaciones respecto al must carry/must offer, dejando fuera a las empresas que ofrecen la televisión vía satélite, implica que se ponga en riesgo la esencia del Pacto por México en cuanto a la libre competencia.

En entrevista con MILENIO, José Luis Woodhouse, vicepresidente de MVS y director general de Dish, afirmó que se dio a conocer que algunos legisladores realizaron una reserva a la reforma a telecomunicaciones que pondría en peligro incluso el Pacto por México.

El must carry  se refiere a la obligación de los operadores de televisión de paga de transmitir las señales de las empresas de televisión abierta con publicidad incluida.

El directivo afirmó que es una medida anticompetitiva, pues se pretende que no haya obligación para los operadores de televisión vía satélite, específicamente Sky y Dish, de llevar los contenidos de televisión abierta y como consecuencia que ninguno de los dos tuvieran la obligación de llevar los canales de una nueva o nuevas cadenas que están por licitarse.

"“Lo anterior hace mucho menos atractivo el mercado a cualquier empresario nuevo, pues además de hacer una importante inversión debe competir contra dos cadenas que hoy monopolizan el mercado, lo que incluso estaría desalentando la llegada de una nueva cadena de televisión y por ende la competencia”", dijo Woodhouse.

En el caso del must offer, en el que la propuesta es que sea gratuito, indicó que hablan de poner una cláusula para que cualquier operador que tenga una relación directa con alguien que haya sido declarado dominante, en automático tendría que pagar por los canales de televisión abierta.

El must offer se refiere a la obligación de las empresas de televisión abierta a dar sus canales a las empresas de paga en forma gratuita. Sin embargo, Dish tiene una relación directa con Telmex, la cual realiza la facturación de los servicios del operador de televisión.

"“Hemos competido fuertemente con Sky sin tener los canales de televisión abierta y su preocupación es, obviamente, que al darnos la posibilidad de tenerlos va a provocar mayor competencia en el mercado, no solo de nosotros sino de cualquier operador que llegue”", afirmó el directivo.

Por su parte, la Cámara de la Industria de Telecomunicaciones por Cable (Canitec) afirmó que el proyecto de reforma constitucional en telecomunicaciones conlleva un avance al establecer las figuras de must carry y must offer gratuitos para todos los sistemas de televisión restringida en el país, con excepción de los declarados dominantes.

En un comunicado, la Canitec afirmó que MVS ha utilizado sus estaciones radiofónicas para enrarecer el ambiente, distorsionar el análisis y entorpecer el debate de la reforma, ocultando los vínculos de su empresa Dish con el operador dominante en el sector de las telecomunicaciones: Telmex.

“"Ese vínculo podría implicar, en términos de competencia, un tratamiento ventajoso e inequitativo frente al resto de las empresas de telecomunicaciones y televisión restringida que operan en el territorio nacional; la reforma tiene como objetivo central emparejar la cancha y favorecer la competencia entre todos los actores que participan en el sector. Así lo recibimos y entendemos los industriales de las telecomunicaciones por cable"”, indicó el organismo.

ClavesReciprocidad

La reciprocidad en la inversión extranjera que se propone en la reforma a las telecomunicaciones es lo justo para México, coincidieron los secretarios de Comunicaciones y Economía.

"“Los países que no aceptaran esa reciprocidad, en caso de que se apruebe la reforma, no podrían invertir en México, eso sería lo más justo”", afirmo Idelfonso Guajardo.

Gerardo Ruiz Esparza comentó que la reciprocidad de inversión extranjera tiene un impacto equitativo para el país, pues es una regla que mueve a los acuerdos internacionales.

 — SUSANA MENDIETA