1 de marzo de 2015 / 04:31 a.m.

El León se hace respetar en su estadio e imponer su estilo de juego. A pesar de comenzar perdiendo, los dirigidos por Pizzi supieron trabajar el partido y revertir el marcador. Con un golazo del Gallo Vázquez sobre el minuto 90 la fiera coronó un encuentro que dominó de principio a fin.

Una línea defensiva nueva con una parado distinto se comportó a la altura y obtuvo grandes notas. Bottinelli, Canuto y Nacho González mantuvieron a raya la veloz ofensiva Santista.

Izquierdoz puso adelante a Santos pero en los diez minutos finales Bottinelli y Gallo Vázquez finiquitaron el juego a favor luego de muchas llegadas que no pudieron capitalizar.

Pizzi mandó a un León con tres centrales arriesgando un poco dejando en el mano a mano a Nacho González, Ignacio Canuto y Jonathan Bottinelli contra Rentería, Orozco y Djaniny, respectivamente.

El juego comenzó con un fuerte susto para la nueva zaga Verdiblanca que con muchos apuros evitó la primera anotación del partido cuando el juego ni bien había sumado un minuto.

La apuesta de Pizzi de poner a Marcos Caicedo y Elías Hernández como carrileros le generó una gran cantidad de volumen de juego sobre los costados.

Con un juego más elaborado que el de la visita, los verdes, quienes en este juego vistieron todo de blanco, generaron una gran cantidad de oportunidades de peligro sobre el marco de Marchesín quien estuvo atento en por lo menos un par de jugadas donde fue exigido en remates dentro del área.

Cuando más peligro generaba el León cayó la anotación de Santos. En un centro que nació desde la banda de la izquierda, Nacho González cortó la trayectoria del esférico pero no terminó la jugada. La pelota rebotó en el Chema Cárdenas seria del límite del área chica del área chica de Yarbrough.

El defensa central de Santos, Izquierdoz, se había lanzado al ataque y se encontró con la pelota luego del accidente de Nacho y Chema, y sin pensarlo dos veces sacó un potente disparo cruzado al segundo palo del cancerbero de la Fiera que nada pudo hacer para atajar el balón que terminaría al minuto 22 dentro de su marco.

En respuesta el León siguió insistiendo por los costados. Marcos Caicedo desbordó, recortó y centro sobre la marca de Abella las veces que quiso. Sin embargo nunca encontró al mejor receptor de sus envíos que terminaban en débiles o incómodos remates de Sabah o Bravo.

Fue el mismo caso de Elias Hernández que nunca encontró resistencia por parte de Aldrete en la banda de la derecha. Elías entró cuantas veces quizo por ese costado haciendo mucho daño pero sin poderlo capitalizar en el marcador.

Sobre los minutos finales Santos dio muestras de vida en una jugada donde Aldrete mandó un centro desde tres cuartos de campo, la pelota cruzó toda el área y encontró el movimiento de Djaniny la oportunidad para rematar a puerta de la Fiera. El de Cabo Verde conectó de cabeza obligando a Yarborugh a estirarse para quedarse con la pelota.

El primer tiempo terminó con un león acosando la puerta visitante, lanzando bastones ataques pero con poca fortuna y mucho menos puntería.

El segundo tiempo comenzó con la presión del León sobre los bloques más débiles del equipo santistas: Aldrete y Abella. Los centros nublaron el área de Marchesín que tuvo trabajo extra en la reanudación del encuentro.

Sobre la hora de juego comenzaron los cambios buscando darle variantes ambos equipos. Caxinha intento reforzar el costado de la derecha para frenar a un Elías Hernández que se mostró incontenible. Mandó a Escoboza por ese costado para hacer el dos a uno en la marca y logró ponerle un poco mas de resistencia a la salida de la fiera por ese costado.

Pizzi mandó a Montes y Boselli, en lugar de Chema y Sabah. Buscando refrescar el ataque junto a Gonzalo Ríos que minutos antes había ingresado por Martín Bravo.

Al León le costó más trabajo adoptarse a las modificaciones, tanto así que Santos tuvo un par de oportunidades para marcar en los botines de Rentería.

La primera de ella en una escapada en solitario que obligó a una barrida providencial de Canuto que impidió que el atacante Santista rematara a puerta ante la salida de William Yarbrough.

Un par de minutos después el mismo Rentería reventó un disparo en el vértice del marco de la puerta local.

Si se tuviera que escoger una jugada para definir todo el partido sería la de un centro del León buscando un remate dentro del área de santos.

Y al minuto 82 fue así como llegó el empate. En un tiro de esquina por la derecha centró justo a donde llegó Bottinelli al área chica para rematar de cabeza y vencer a Marchesín.

Los diez últimos minutos del juego se sacrificaron las formas para buscar el resultado el juego quedó abierto pero fue el León al minuto 90 José Juan Vázquez sacó un potente disparo de fuera del área que fue imposible de detener para el arquero visitante. La escuadra de la portería fue el lugar donde se anidó el esférico marcando el tanto que le dio el triunfo al León.

León trabajó el resultado los noventa minutos y aunque comenzó perdiendo supo darle vuelta al marcador sin perder su estilo. Santos suma un duelo más sin poder ganar en el Estadio León donde en la época moderna ya suma doce goles recibidos.

FRANCISCO VELA