REDACCIÓN
5 de febrero de 2015 / 09:10 p.m.

Esto sucedió en el partido entre el Fluminense contra Nueva Iguacu, en donde el equipo local salió victorioso.

En el afán de ayudar a Renato, el masajista del equipo tricolor, terminó desgarrándose y revolcándose en el suelo de dolor.