25 de abril de 2013 / 11:06 p.m.

Ciudad de México • Los actos violentos en el estado de Guerrero lesionan la imagen de cientos de maestros y “dividen a la sociedad”, afirmó el presidente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, Juan Díaz de la Torre.

El dirigente aseguró que estos actos conllevan riesgos como “uno, dividir a la sociedad; segundo, faltar al compromiso con los alumnos de darles educación todos los días y respetar su derecho a la misma; y tercero, que al no hacerlo de la manera institucional, en un régimen que permite expresar estas inconformidades, hacerlo desde una vía no institucional lesiona la imagen de cientos de maestros”.

A través de un comunicado, el líder del SNTE aseguró que en Guerrero son 78 mil los docentes que conforman la sección 14 del SNTE y "la gran mayoría está en las aulas trabajando".

Además, aseguró que la violencia no es la vía para exigir se cumplan las demandas de los maestros en Guerrero, pues dijo, generan riesgos, "aun cuando podamos coincidir en sus aspiraciones, en sus exigencias o en sus demandas, nosotros consideramos que no es la ruta", señaló el líder sindical.

Durante una gira de trabajo por Sonora, el presidente del SNTE reiteró que "si los maestros no hacen suya cualquier propuesta de reforma educativa, ninguna reforma en el mundo tendrá posibilidad de conseguir sus objetivos; pasa necesariamente por los maestros". Añadió que aceptar la reforma educativa no significa renunciar a sus derechos.

ELIA CASTILLO