2 de febrero de 2015 / 01:46 p.m.

Si Tigres quiere levantar en el actual clausura 2015, salir de la mala racha, acercarse a los primeros puestos de la clasificación y borrar la mala imagen que hasta el momento ha dejado en la sociedad futbolística, necesita hacer pesar de inmediato su casa.

Los felinos han tenido uno de sus peores arranque en los historia de los torneos cortos al solo sumar tres de los 12 puntos posibles hasta el momento y para salir del bache tendrán que hacer que el volcán regrese a ser una cancha en donde los visitantes sufran.

Los próximos dos partidos de Tigres en el torneo serán en casa y será clave rescatar la mayor parte de los puntos pues después de estos dos partidos ya habrá pasado una tercera parte del certamen.

Sn embargo en casa es donde últimamente ha sufrido Tigres y para muestra las dos derrotas consecutivas con las que arrancó el clausura 2015 en el estadio Universitario, igualando su peor arranque de local que fue en el verano 1998.

El sábado 7 de febrero los felinos recibirán al Puebla y una semana después le harán los honores a Monarcas Morelia. Seis puntos clave en post de no alejarse demasiado de sus rivales en la lucha por la calificación.

Por si fuera poco precisamente después de la fecha seis donde recibirán a Monarcas, comenzará su doble participación pues el 18 de febrero comienzan el sueño Libertador al recibir al Juan Aurich de Perú.

Así entonces los dos próximos partidos serán vitales para Tigres en la Liga, ambos serán de local situación donde han sufrido pero para salir del mal arranque tendrán que hacer pesar su casa y regalarle el primer triunfo del año a su gente.

DIEGO ARMANDO MEDINA