REDACCIÓN
5 de septiembre de 2013 / 01:49 p.m.

México • Luego de que dos dirigentes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación afirmaron que en sus estados la reforma educativa no se va a aplicar, líderes partidistas y legisladores aseguraron que la ley se debe aplicar.

 

El presidente nacional del PRD, Jesús Zambrano, tras lamentar que su bancada en el Congreso haya votado de manera dividida sobre la reforma educativa, cuestionó a los maestros disidentes al asegurar que no tienen razones para protestar.

 

También cuestionó la declaración del magisterio de actuar contra la ley: “La ley es para aplicarse y para respetarse, y a quien no la respete pues también, incurre en responsabilidad”.

 

Zambrano calificó de “buena”, la ley al señalar que no tiene elementos punitivos ni antilaborales, por lo que afirmó que los cinco perredistas que votaron en contra no esgrimieron suficientes argumentos para hacerlo.

 

Sobre las marchas y protestas organizadas por el magisterio disidente, Zambrano afirmó que no tienen razón en sus reclamos: “No tienen razón en lo que reclaman, en el sentido de que es una reforma que tiene muchísimas cosas antilaborales y que es una ley punitiva que va contra los derechos adquiridos de los trabajadores de la educación”.

 

En tanto, el presidente nacional del PRI, César Camacho, manifestó que espera que los maestros tomen conciencia sobre el poco apoyo que recibirán de la ciudadanía si afectan su vida diaria.

 

Por separado, la secretaria general del PRI, Ivonne Ortega, aseguró que una vez aprobadas las leyes reglamentarias de la reforma educativa no es optativo su cumplimiento, por lo que hizo un llamado a la CNTE para que regresen a impartir clases.

 

En entrevista telefónica con MILENIO, Ortega enfatizó en que el tricolor ha mostrado su respeto a la manifestación de las ideas, pero recordó que esa institución política ha defendido el proceso de transformación educativo planteado por el presidente Enrique Peña Nieto.

 

“Respetamos el derecho de los ciudadanos a manifestar sus ideas, pero es importante entender que la reforma ya fue aprobada y que se tiene que cumplir la Ley. Las leyes han sido aprobadas y se hicieron para acatarlas”, añadió.

 

En tanto, los coordinadores parlamentarios del PRI, Manlio Fabio Beltrones, y del PRD, Silvano Aureoles, enfatizaron que el tema educativo en el Poder Legislativo está consumado, por lo que ahora toca al gobierno federal, a través de la Secretaría de Educación Pública y los actores del sector, empezar a trabajar en un nuevo modelo educativo.

 

En conferencia de prensa al término de la Junta de Coordinación Política, el priista aseveró que en la recién aprobada Ley General de Servicio Profesional Docente están incluidas las preocupaciones de los maestros que actualmente “afectan la tranquilidad y el tránsito de la Ciudad de México".

 

Por su parte, el coordinador del PRD, Silvano Aureoles, aseveró que el proceso legislativo de la reforma educativa ya concluyó, y que las movilizaciones de la CNTE obedecen a otras negociaciones que tienen con el gobierno federal.

 

"Los maestros, entiendo, están caminando, están protestando frente a la Secretaría de Gobernación porque, ellos lo expresaron desde un principio, no solamente es el tema de la reforma educativa, sino una serie de temas que han venido planteando al gobierno federal, y que seguramente lo que están buscando es concluir esa negociación", dijo.

Con información de: Fernando Damián, Israel Navarro, Angélica Mercado, Omar Brito, Mariana Otero-Briz y Adriana Esthela Flores.