AP
26 de septiembre de 2016 / 11:29 a.m.

TEHERAN.- Una profesora canadiense de origen iraní fue liberada de prisión por "razones humanitarias" y sacada del país vía aérea el lunes, informó la prensa estatal, poniendo fin a meses de detención junto con otras personas de doble nacionalidad arrestadas por sectores intransigentes de los servicios de seguridad.

Homa Hoodfar regresó a Canadá vía Omán, informó la agencia noticiosa estatal IRNA. Otros medios iraníes también publicaron la noticia.

Kaveh Ehsani, una amistad de Hoodfar en Chicago, se negó a hacer declaraciones a la Associated Press. Miembros de su familia no respondieron de inmediato a los pedidos de declaraciones.

Hoodfar, de 65 años, fue interrogada y se le prohibió salir de Irán en marzo, cuando visitó a familiares en el país tras la muerte de su esposo. La familia dijo que en junio la encerraron en la cárcel Evin de Teherán. Hoodfar era profesora de antropología y sociología en la Universidad Concordia de Montreal.

En julio, Irán anunció que acusaba a Hoodfar y otras personas de varios delitos, sin precisar cuáles eran.

Puesto que Irán no reconoce la doble nacionalidad, los detenidos no pueden recurrir a sus consulados. Varias personas con doble nacionalidad han sido detenidas en los últimos meses. Varios analistas han sugerido que los intransigentes iraníes esperan usarlas como prendas de negociación con Occidente.

Canadá no tiene embajada en Teherán desde 2012, cuando el gobierno conservador de ese momento cortó las relaciones diplomáticas debido al programa nuclear iraní y otras cuestiones. Desde entonces, cinco potencias han alcanzado un acuerdo para que Teherán limite sus actividades nucleares a cambio de levantar las sanciones económicas que pesan sobre el país.