25 de abril de 2013 / 11:54 a.m.

México • Luego de los actos vandálicos cometidos por la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG), el gobernador de la entidad, Ángel Aguirre Rivero, anunció que se emitieron órdenes de aprehensión contra los dirigentes Minervino Morán y Gonzalo Juárez.

“"Se liberaron ordenes de aprehensión en vs de Minervino Morán y Gonzalo Juárez,autores intelectuales de los actos vandalicos acontecidos hoy"”, escribió el mandatario en su cuenta de Twitter @angelaguirregro.

Horas antes, en entrevista con Milenio Televisión, el gobernador advirtió que el camino del diálogo se agotó y se aplicará todo el peso de la ley contra los responsables de los disturbios.

“Ya basta, creo que el camino del diálogo se ha agotado, y (no) nos queda otra alternativa más que la aplicación irrestricta de la ley y la preservación del estado de derecho. No hay otro camino”.

—¿No hay ninguna posibilidad de diálogo con los maestros?

—Creo que no tiene ningún sentido. Siempre que se reúnen con las instancias de gobierno usan un discurso y hacen exactamente lo contrario”, respondió.

Aseguró que los actos vandálicos no rebasaron la capacidad de respuesta de su gobierno.

“No se rebasó la capacidad de respuesta, lo que se hizo fue actuar con mucha prudencia porque sabíamos hacía donde estaban enfocadas sus pretensiones.

“Lo que ellos querían, es que hubiera muertos de por medio, pretendían, es que hubieran lesionados y que la policía del estado entrara en un terreno de confrontación directa. “Nosotros nos fuimos por la prudencia, pero no sustituye la aplicación de la ley; es un capítulo que debe cerrarse para siempre en Guerrero, agotamos los caminos del diálogo (que) hoy la sociedad guerrerense está demandando.

“"Hay padres de familia que incluso han tomado con sus propias manos la apertura de algunas escuelas que ellos han mantenido cerradas durante más de dos meses"”, enfatizó.

Mencionó que van a actuar con todo el peso de la ley, pues su administración dio muestras de diálogo, de apertura y entendimiento, pero los integrantes de la CETEG decidieron tomar un camino erróneo, que los coloca fuera de la ley.

Cuando se le inquirió por qué no hubo presencia de la autoridad donde se cometieron los disturbios, Aguirre refirió que tenían un operativo en marcha, pero en el congreso del estado y el Palacio de Gobierno, porque los protestantes intentan llegar ahí y agredir.

“"Evidentemente ellos siguieron otros caminos que fueron los partidos políticos y de acuerdo con la información proporcionada por el secretario de gobierno, quien dio conferencia a los medios.

“"Teníamos pruebas que había gente que no solo llevaba bombas molotov sino armas de fuego, lo que ellos han pretendido en estos últimos días es buscar mártires; no se los vamos a dar pero sí vamos a actuar con todo el peso de la ley para que sean castigados y sancionados quienes tengan alguna responsabilidad.

“"Aquí hay responsables intelectuales también, en este caso son el señor Minervino Morán y el señor Gonzalo Juárez ,quienes según la entrevista que usted les hizo (refiriéndose a Azucena Uresti), el propio Minervino está avalando la participación de actos delictivos y en ese sentido habremos de aplicar con toda severidad la ley que establece una serie de delitos que se han cometido y otros que se han cometido anteriormente, para ello, se están perfeccionando algunas averiguaciones previas, ordenes de aprehensión de carácter federal y de carácter estatal"”, explicó.

El titular del Ejecutivo estatal comentó que pidió a su equipo de trabajo a no caer en la provocación, porque es evidente que los maestros disidentes buscaban un enfrentamiento con el gobierno.

Pidió confiar a la ciudadanía, pues argumentó que van actuar rápidamente contra los responsables de estos actos, porque no cabe duda que lo que ha prevalecido es la actitud irracional e intransigente de la disidencia magisterial.

—Minervino Moran señaló que continuarán la movilizaciones. ¿Cuál es su postura?

—Nuestra postura va a ser invariable, aplicación de la ley y tendremos que hacerlo en coordinación con el gobierno federal.

—¿Ha solicitado la presencia de la Policía Federal?

—En este momento en Chilpancingo están más de mil 500 policías federales y solicitamos al secretario de Gobernación (Miguel Ángel Osorio Chong) un reforzamiento mayor, dado que el número de policías antimotines que tenemos asciende a 800, por lo que es necesario que llevemos un operativo de manera conjunta.

ClavesRepudio federal

El titular de la Secretaría de Gobernación (Segob), Miguel Ángel Osorio Chong, manifestó el repudio del gobierno federal a los hechos vandálicos ocurridos en Guerrero y advirtió que se debe castigar a quienes los cometieron, pues el asunto no puede quedar impune.

El funcionario refrendó el apoyo al gobierno guerrerense para impedir y castigar hechos como los acontecidos en Chilpancingo.

En entrevista radiofónica, Osorio dijo: “"Se debe castigar a quienes cometieron estos hechos vandálicos que dañan no solo a un estado sino a la normalidad"”.

REDACCIÓN