NOTIMEX
24 de abril de 2017 / 11:39 a.m.

DAMASCO.- El máximo líder de la red Al Qaeda, Ayman al-Zawahiri, pidió a sus seguidores y a todos los insurgentes en Siria a unirse a sus filas y llevar a cabo una prolongada guerra de guerrillas contra el régimen sirio, sus aliados iraníes y las potencias occidentales.

“Únanse y cierren filas con sus hermanos musulmanes y los mujaidines, no sólo en Sham (Siria) sino en todo el mundo (...), porque ésta es una sola campaña de cruzados contra el islam en el mundo entero", afirmó Al Zawahiri en una grabación de audio divulgado anoche por As Sahab, el brazo mediático de Al Qaeda.

“La estrategia para combatir en Siria debe centrarse en una guerra de guerrillas destinada a agotar al enemigo y desangrarlo hasta la muerte”, indicó.

El líder de Al Qaeda urgió a sus seguidores a permanecer firmes y a prepararse para una larga guerra, ya que una "alianza satánica internacional" nunca aceptará el dominio del islam en Siria y "no escatimará esfuerzos para detener esta marea islámica".

Con su llamado a retomar las "tácticas guerrilleras", al-Zawahiri parece estar en desacuerdo con la actual estrategia del grupo yihadista Estado Islámico (EI), que profesa el wahabismo sunita, basada en el establecimiento de un califato territorial en lugar de los ataques relámpago contundentes que defiende Al Qaeda.

En el audio, también retomado por el portal SITE que monitorea los grupos terroristas, el líder de Al Qaeda pidió a los ‘rebeldes’ a tener paciencia y estar preparados para una larga pugna contra Irán, el régimen de Bashar al Assad y la denominada coalición internacional, dirigida por Estados Unidos.

Las agencias de inteligencia no han podido verificar cuándo se grabó el audio, en el que además al-Zawahiri pidió a la insurgencia sunita expandir el conflicto sirio a cuantos más territorios.

La rama de Al Qaeda en Siria, el Frente Fatah al-Sham (antes Frente al Nusra), lidera ahora una alianza terrorista denominada “Hayat Tahrir al-Sham” para combatir a las fuerzas gubernamentales sirias y a sus aliados rusos e iraníes en los principales frente del país.

La filial de AL Qaeda ha sufrido en los últimos meses numerosas bajas en los bombardeos de la coalición internacional encabezada por Estados Unidos, sobre todo en la provincia siria de Idlib.