NOTIMEX
11 de agosto de 2015 / 08:52 p.m.

Washington.- El empresario Donald Trump comenzó a perder terreno entre los votantes tras sus comentarios misóginos sobre la moderadora Megyn Kelly, aunque sigue como puntero entre los precandidatos presidenciales republicanos, según dos recientes sondeos.

Una encuesta de la Universidad Franklin Pierce y el diario Boston Herald indicó que la intención de voto por Trump en Nueva Hampshire bajó de 25 a 18 por ciento.

El respaldo al empresario de bienes raíces no había sido afectado por otras declaraciones controversiales, como su ataque a los inmigrantes mexicanos o sus comentarios sobre la condición de héroe de guerra del senador y excandidato presidencial John McCain.

El exgobernador de Florida, Jeb Bush, se mantuvo en segundo sitio con 13 por ciento, seguido por el gobernador de Ohio, John Kasich, con 12 por ciento, y el senador Ted Cruz obtuvo 10 por ciento.

Nueva Hampshire y Iowa tienen relevancia para la campaña electoral, porque son los primeros estados donde se realizan elecciones primarias en Estados Unidos.

Otra sorpresa en el sondeo fue el salto al quinto lugar de Carly Fiorina, exdirectora ejecutiva de Hewlett Packard, considerada ganadora del debate entre los siete aspirantes presidenciales con menor respaldo.

El responsable del sonedo, Kelly Myers, apuntó que las votantes republicanas permanecen indecisas, y que Trump tendrá dificultades para superar su controversia con la conductora de Fox News, a quien acusó de tratarlo de manera injusta por su ciclo hormonal.

Otra encuesta, realizada en Iowa por la Universidad de Sufolk, dio a Trump 17 por ciento de respaldo, seguido por el conservador Scott Walker con 12 por ciento, y el senador cubano-estadunidense de Florida Marco Rubio en tercer sitio con 10 por ciento.

Tras el debate, el exgobernador Bush cayó al séptimo lugar con cinco por ciento, cediendo lugares al neurocirujano afroestadunidense Ben Carson y Cruz, ambos con nueve por ciento; y Fiorina con siete por ciento.

El gobernador Kasich y el senador Rand Paul obtuvieron tres por ciento, y el gobernado de Nueva Jersey dos por ciento, mientras que con uno por ciento o menos se situaron el gobernador de Luisiana Bobby Jindal, el exgobernador texano Rick Perry, y el senador Lindsey Graham.