7 de abril de 2013 / 01:44 a.m.

Ciudad de México • La reforma educativa no puede detenerse, reiteró el coordinador del PRD en el Senado, Miguel Barbosa Huerta, al tiempo que hizo un llamado a las autoridades y maestros a actuar con responsabilidad y por la vía del diálogo, para encontrar una solución pacífica a las protestas magisteriales.

Barbosa Huerta señaló que a la reforma constitucional en materia de educación debe seguir la legislación secundaria, la cual pudiera concretarse en un posible periodo extraordinario entre mayo y agosto, con el objetivo de implementar el nuevo esquema educativo en el ciclo escolar 2013-2014.

Señaló que en el proceso de dictaminación de la ley reglamentaria lo más importante es el mejoramiento de la instrucción que reciben millones de niñas y niños en el país.

“Ahí se encuentra el reto y el compromiso de fondo. Si no mejoramos la calidad de la educación, México no podrá despegar en su desarrollo y esta reforma es uno de los pasos fundamentales en este sentido”, sostuvo.

Barbosa se refirió a las reacciones que la reforma educativa ha provocado en diversas organizaciones, como la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero, a lo que consideró que las tácticas de protesta y de resistencia civil de la CETEG, “que en varias ocasiones han interrumpido la circulación en vías primaras de comunicación, deben cambiar, ser pacíficas y sin afectar a terceros”.

OMAR BRITO Y ANGÉLICA MERCADO