24 de noviembre de 2013 / 10:32 p.m.

México.- El senador Ernesto Cordero Arroyo llamó a rescatar al Partido Acción Nacional (PAN), así como acabar con las rencillas y trabajar para eliminar la idea de que es comparsa del gobierno federal.

Al presentar su primer informe de labores como senador de la República, llamó a la militancia a estar unida para fortalecer el objetivo de Acción Nacional, que es el bien de los ciudadanos y de México, así como recuperar la dignidad de esa fuerza política.

Sostuvo que no es tiempo de tibiezas y exhortó a los panistas a dejar atrás las rencillas, pues la población los percibe divididos y eso afecta de sobremanera la imagen del partido.

"No es tiempo de tibiezas sino de definiciones. El PAN debe tomar decisiones valientes como oposición, sin rechazar el diálogo con el gobierno, pero con dignidad, con responsabilidad y la mirada en los ciudadanos", insistió el senador panista.

Ante el coordinador de la fracción del PAN en el Senado de la República, Jorge Luis Preciado, añadió que la población siente que el PAN ha dejado sus causas y "algunos dicen que seguimos la agenda que nos marca el gobierno".

Por ello, reiteró Cordero Arroyo, hay que rescatar al PAN de jóvenes, de políticas frescas y con gente honesta, porque es un instrumento que se percibe como esperanza para los mexicanos, por lo que debe ser un partido moderno que sepa que hoy los jóvenes son mayoría y están hartos de los políticos anquilosados.

El senador expresó que anhela un partido renovado, orgulloso de su historia, que aprecie su experiencia y que genere nuevos cuadros y coordinado internamente.

En ese contexto, llamó también a luchar y cerrar filas para lograr los triunfos electorales del año próximo, al tiempo que recordó que "el PAN dejó el gobierno federal con una expectativa de crecimiento económico de 3.5 y ésta ha caído a 1.5, al igual que el empleo".

Por otra parte, afirmó que en este primer año en el Senado, donde fungió como coordinador de su bancada y como presidente de la Mesa Directiva, cumplió con honestidad y congruencia.

Apuntó que las reformas que han apoyado han sido en pro de México, y que lo que ha ido en contra de la población, ha recibido el rechazo y el voto en contra del PAN.

Sobre la renovación de la dirigencia nacional del PAN y su interés por contender, Cordero Arroyo pidió al presidente nacional de Acción Nacional, Gustavo Madero, renunciar "lo más rápido posible", para que deje de tener ventajas.

En entrevista posterior, reconoció que le entusiasma contender por la dirigencia de su partido "para recuperar la dignidad de Acción Nacional y volverlo a poner de pié".

"Sería un honor dirigir a mi partido, cuando se abra la convocatoria formalizaremos ahí esta decisión", afirmó, al señalar que aunque no asistieron invitó a su informe al dirigente nacional panista, Gustavo Madero, y a Josefina Vázquez Mota, quien, dijo, no acudió por un problema personal.

Sobre el apoyo de gobernadores para el próximo dirigente nacional, subrayó que esa fuerza política no es un tema de gobernadores, sino de militantes libres que buscarán tener un partido del cual se vuelvan a sentir orgullosos.

Notimex