27 de agosto de 2013 / 01:23 a.m.

Xochitepec, Mor.- • El gobernador de Morelos, Graco Ramírez Garrido Abreú, llamó a evitar los rompimientos y los extremos dentro del Pacto por México, y urgió a "abordar civilizadamente" las propuestas de reforma en materia energética y fiscal.

Al recibir en Morelos, por segunda ocasión en ocho días, al presidente, Enrique Peña Nieto, quien puso en marcha el programa Beca Salario Universal que entregará recursos económicos a más de 112 mil jóvenes de secundaria, bachillerato y universidad, el perredista insistió en que la Reforma Energética que apruebe el Congreso de la Unión, debe unirse a una fiscal que "obligue a pagar a quienes no pagan impuestos".

"Soy alguien que es partidario del diálogo", expresó el mandatario al justificar su apoyo al Pacto por México y al evidenciar por segunda ocasión en una semana, su pliegue a las propuestas presidenciales.

En el centro de su discurso, Ramírez Garrido dijo que la renta petrolera debe apoyar la educación en México y reiteró que junto con los impuestos que se recauden de los grandes empresarios que no pagan –a través de esta reforma fiscal—se podrá apoyar a más niños, adolescentes y jóvenes a concluir sus estudios.

Aclaró que la Beca Salario que a partir de este ciclo escolar será entregada a los alumnos que se registraron en la convocatoria correspondiente, representa para los hogares de los jóvenes beneficiarios un complemento al ingreso familiar de hasta el 40 por ciento en los alumnos universitarios, el 27 en los de nivel preparatoria y en un 14 por ciento en los estudiantes de primaria.

El perredista anunció que a partir de 2015, el Gobierno de Morelos podrá extender dicha Beca Salario a la totalidad de los estudiantes de la entidad, es decir, "bajar" dicho recurso hasta los alumnos de primero y segundo de secundaria así como los seis grados de primaria.

MARCELA.MOYEDA