22 de mayo de 2013 / 07:32 p.m.

Ciudad de México  • El nuevo coordinador del PAN en el Senado, Jorge Luis Preciado, dijo que respeta la opinión de los senadores que lo critican, pero los llamó a cerrar el capítulo y no echarle más leña al fuego, al ofrecer que no llega a hacer cambios ni remociones en las vice coordinaciones o las presidencias de comisiones que ocupan los llamados calderonistas y que en ningún momento habrá censura a sus expresiones.

Insistió en que su prioridad será reagrupar a la bancada, tras lo cual, se desmarcó de las versiones que lo vinculan con un pasado priista, ser dueño de moteles o centros de table dance en Colima, al manifestar que quien afirma está obligado a probar esos dichos.

“No tengo ningún negocio de este tipo, me dedico a la construcción, tengo un despacho jurídico y ahí llevamos más de mil 500 casos de apoyo a la gente, pero bueno, ayer dije luego a lo mejor dicen que tengo alguna otra empresa; ya soy como el nopal, cada día le descubren nuevas propiedades”, expresó sonriente.

En el tema de la reforma política, dijo que van a revisar la propuesta que haga el Pacto por México y la que suscribió Ernesto Cordero con el coordinador perredista, Miguel Barbosa, al señalar que no se debe desdeñar ninguna. Se le insistió que su bancada se comprometió con la reforma de los 30 puntos, a lo cual, Preciado planteó que se analizarán juntas y no se puede desechar ninguna.

Respecto a las conversaciones que ha hecho con sus compañeros, dijo que ya habló con 34 de los 38, pero faltan precisamente Ernesto Cordero, Javier Lozano y Luisa María Calderón, quienes a través de Twitter descalificaron la noche anterior su designación.

“Yo respeto la opinión de todos los compañeros, jamás voy a descalificar a ninguno, mucho menos lo voy a contradecir. Considero que los mencionados son talentos que el Senado tiene que aprovechar. Entiendo la situación que estamos pasando en este momento y por supuesto lo vamos a superar, los invito a no seguir echando leña al fuego, darle vuelta a la página”.

Ofreció que no habrá censura y nunca habrá reclamos a formas de expresión de lo que digan sus compañeros panistas.

“Ya hablé con Roberto Gil, entiendo su posición, somos amigos desde hace tiempo y voy a buscar a los demás, no veo otra forma de resolver, estoy en la mejor disposición de sumar y con toda la humildad; tienen mucho más experiencia que su servidor, he sido legislador cuatro veces, fui coordinador en Colima”, puntualizó.

ANGÉLICA MERCADO, OMAR BRITO E IVÁN VILLAVICENCIO