13 de noviembre de 2013 / 01:11 a.m.

México.- La Mesa Directiva de la Cámara de Diputados llamó a todos los poderes del país a que atiendan los resolutivos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para prevenir y castigar los feminicidios.

La vicepresidenta de ese órgano de gobierno, Aleida Alavez, enfatizó que sólo atendiendo esas recomendaciones se brindará al tema la importancia debida.

La diputada federal del Partido de la Revolución Democrática (PRD) realizó el exhorto después de que legisladoras de las siete bancadas fijaran su posición en tribuna sobre el Día Nacional de la Erradicación del Feminicidio y la Desaparición de Mujeres.

En los posicionamientos, los siete grupos legislativos pidieron a las autoridades tomar en serio el problema de los feminicidios que ocurren en el país, pues es un pendiente del Estado mexicano, por lo que exigieron prevenir, atender, sancionar y erradicar ese flagelo.

En su turno, la diputada del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Tanya Rellstab Carreto, aseveró que el feminicidio es un tema que atañe a los tres órdenes de gobierno, y se debe procurar la generación de una cultura de prevención de la violencia de género para avanzar en su erradicación.

Ese tipo de violencia, indicó, no sólo afecta a las mujeres, sino a su entorno familiar y a la sociedad en general, ante lo cual se deben conjuntar acciones que permitan decir lo que pasa y lo que se tiene qué hacer, pues "negar la situación que se vive sería agravar más el problema".

A su vez Blanca Jiménez Castillo, legisladora del Partido Acción Nacional (PAN), condenó que pese a que existe un marco normativo federal y local, en la mayoría de las entidades el número de feminicidios no disminuye y, por el contrario, se incrementa.

Señaló que de acuerdo con un reporte elaborado por los premios Nobel de la Paz, Jody Williams y Rigoberta Menchú, presentado el 3 de noviembre pasado, los feminicidios han aumentado 40 por ciento desde 2006 a la fecha.

Guadalupe Socorro Flores Salazar, del PRD, afirmó que en México es enorme el problema del feminicidio, con una gran incidencia de mujeres asesinadas al año, y sostuvo que no existen estadísticas completas, pues muchos de esos crímenes no son reportados.

Señaló que el Estado mexicano y las instancias responsables de esa situación sólo han buscado "salidas inaceptables" al problema, ocultándolo, minimizándolo, y sin atender las recomendaciones y solicitudes de organizaciones civiles y de la propia Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

La diputada Ruth Zavaleta Salgado, del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), consideró necesario hacer un recuento de las acciones emprendidas desde el Poder Legislativo y las instituciones para enfrentar el problema de la violencia contra las féminas, pues sostuvo que han sido insuficientes.

Insistió en que es indispensable corregir las políticas públicas y emitir normas que prevengan las agresiones a la población femenina y promuevan e impulsen la igualdad de género.

También propuso que exista transparencia en el presupuesto designado para las políticas de transversalización de perspectiva de género que, dijo, el próximo año ascenderán a 24 mil millones de pesos.

Nelly del Carmen Vargas Pérez, de Movimiento Ciudadano, pidió que este día no se utilice para escuchar "discursos demagogos" que no ayudan a hacer justicia a las más de 36 mil mujeres víctimas de feminicidios desde 1985 a la fecha.

Externó que anteriormente los asesinatos por cuestión de género se concentraban principalmente en cinco municipios, Ciudad Juárez, Chihuahua, Tijuana, Culiacán y Ecatepec, sin embargo el problema se ha extendido y se han ampliado las denuncias en todo el país.

La diputada del Partido del Trabajo (PT), Lilia Aguilar Gil, manifestó que se debe aceptar que en el país existe el odio de género para poder entenderlo y atacarlo de fondo, pues diversos estudios comprueban que éste no permite que las sociedades se desarrollen de manera equitativa, social y económica.

Según el estudio de Violencia Feminicida en México, en 2010 se registraron en el país dos mil 335 muertes de mujeres con presunción de homicidio y sociedades civiles argumentan que entre 2011 y 2012 se cometieron 563 asesinatos de féminas, de los cuales sólo 115 fueron investigados por feminicidio, dijo.

En tanto, Dora María Guadalupe Talamante Lemas, de Nueva Alianza, aseguró que entre 2006 y 2012 aumentaron esos asesinatos en el país en 40 por ciento, mientras que en 2010 se registraron en promedio 6.4 muertes al día con estas características.

Afirmó que este sigue siendo un asunto pendiente del Estado mexicano, ante lo cual se requieren acciones integrales para combatir la impunidad y brindar un acceso pleno a la justicia para las mujeres afectadas.

Notimex