3 de noviembre de 2016 / 04:06 p.m.

ESTADOS UNIDOS.- Las elecciones del próximo martes en Estados Unidos pasarán a la historia no sólo por ser unas de las más competidas, sino porque si la candidata demócrata Hillary Clinton resulta ganadora, una mujer será la que lidere uno de los países más poderosos del mundo y esto podría traer varios cambios, uno de ellos: el título de primera dama.

De convertirse en presidente, Hillary Clinton sería la primera mujer que llega a la Casa Blanca no como primera dama, sino como jefe de Estado, por lo que su esposo y ex presidente, Bill Clinton ocuparía un cargo inferior.

Por obvias razones, no llevaría el título de primera dama, ¿entonces?
Por tradición, a los ex presidentes de los Estados siempre les llama presidentes, por lo que Bill Clinton, desde que dejó el despacho oval, ha sido llamado “señor presidente Clinton”. Esto pone en duda cómo será presentado en caso de que Hillary, su esposa, asuma la presidencia.

Aunque ambos pueden ser llamados “presidentes”, es muy poco probable que se dé una situación en la que se refieran a la pareja como presidente Clinton y presidente Clinton, dijo Allida Black, representante de la Asociación Histórica de la Casa Blanca, al sitio Mashable.

Lo más probable es que Bill Clinton sea conocido como “primer caballero”, a pesar de que Chelsea Clinton dijera en una entrevista con el programa Today, y en tono de broma, que a su papá le gustaría retomar sus raíces irlandesas y proclamarse “first laddy” o "primer compadre".

¿Tendrá las mismas funciones que una primera dama?

Las funciones de la primera dama de Estados Unidos giran en torno a la parte social. Es decir, no sólo toman una causa y la apoya, como lo hiciera Michelle Obama y su programa contra la obesidad infantil, sino que también organizan y asisten a eventos oficiales, algunas veces en lugar del presidente.

Además de tener una oficina y un staff que la apoye, la primera dama es la anfitriona principal de la Casa Blanca, por lo que debe estar al pendiente de cosas como las invitaciones y quiénes asistirán a los eventos, así como la decoración de las habitaciones.

Sin embargo, apunta la historiadora Black, es muy poco probable que Bill Clinton realice dichas funciones y sea Chelsea, la única hija de la pareja, quien asuma estas responsabilidades.

El protocolo para llamar tanto a Bill como Hillary Clinton, en caso de que resulte ganadora, se dará a conocer por la Oficina de Protocolos de la Casa Blanca; de lo contrario, los títulos permanecerán como hasta ahora.