MILENIO DIGITAL
19 de abril de 2017 / 01:40 p.m.

MÉXICO.-  El ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte se reservó el derecho a ser extraditado a México tras argumentar que esperará la petición formal del Gobierno de México. 

"Me reservo a ese derecho en lo que llega la solicitud formal del Gobierno mexicano", señaló.

Luego de un receso de más de cinco minutos solicitado por los abogados del ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte,  esta tarde se reanudó la audiencia en el Tribunal Quinto de Sentencia Penal de Guatemala, 

A la audiencia se integró un abogado mexicano en calidad de observador. No podrá tener comunicación directa o indirecta con Duarte

El ex mandatario fue trasladado a un cuarto aledaño a la sala del tribunal para que pudiera hablar con sus dos abogados.

Durante una sesión de 34 minutos, la Fiscalía dio a conocer la red de corrupción y lavado de dinero que presuntamente rejió el ex mandatario mediante prestanombres y con recursos de federales y estatales.

Además, se le notificó que el gobierno mexicano solicitó a Guatemala la detención con fines de extradición de Duarte por los delitos de delincuencia organizada y lavado de dinero.

El juez César Adán García le preguntó a Duarte si requería hacer una llamada a la cancillería para solicitar asistencia legal; sin embargo, el ex priista dijo: "no, estoy bien".

"El gobierno está enterado de la situación, incluso en la detención estaban presentes agentes de la PGR y de la Policía Federal, con lo cual entiendo que México está enterado. No creo que sea necesario notificar al país, cuando está enterado de la detención", dijo el ex priista.

Duarte declaró que reside en Guatemala desde hace seis meses, mismos desde que se dio a la fuga.

El ex gobernador de Veracruz llegó al Tribunal Quinto de Sentencia Penal a bordo de una camioneta escoltado por militares y elementos del sistema penitenciario, portaba un chaleco antibalas y estaba esposado.

Duarte caminó de la camioneta hacia la sala de audiencia sin responder a ninguna pregunta que le hicieron reporteros. Custodios caminaron junto a él cuerpo a cuerpo para abrir camino hacia la sala.

DUARTE
FOTO: REUTERS