DIEGO ARMANDO MEDINA
10 de marzo de 2015 / 01:18 p.m.

Visiblemente cansados después de más de 12 horas de vuelo pero con la mente bien puesta en buscar los tres puntos mañana ante San José, Tigres llegó la madrugada del martes a Bolivia listo para el duelo del miércoles por la fecha 3 de la Copa Libertadores de América.

La plantilla felina apareció por la puerta de llegadas internacionales del aeropuerto de Santa Cruz, Bolivia, minutos después de las 04:00 y los jugadores coincidieron que aunque pueden estar cansados por el desgaste y el viaje, era más complicada la situación en Argentina y aún así ante River lograron el empate.

"Estuvo más difícil (el viaje) a Argentina. Estamos contentos de ya estar acá y estamos listos para buscar un resultado importante", dijo Antonio Briseño a la llegada del equipo a tierras sudamericanas.

"Venimos bien, no fue tanto el viaje, se nos hizo rápido y ahora llegando aquí hay que hacer la recuperación lo más rápido posible. Descansar para estar en perfectas condiciones para el día del partido", coincidió Egidio Arévalo.

"El cansancio es relativo, nada mas que no sea mental, el físico como quiera lo reponemos", remató el presidente Alejandro Rodríguez antes de subir al autobús que los llevó a su hotel de concentración en Santa Cruz, donde pasarán la noche del martes para el miércoles cuatro horas antes del juego viajar a Oruro donde jugarán ante el San José.

Como ya lo habían anunciado con anterioridad, la decisión de que lleguen a la sede del partido hasta horas antes del encuentro es del cuerpo médico recomendado por conocedores del tema de la altura. Santa Cruz se encuentra a 400 metros sobre el nivel del mar mientras que Oruro está 3 mil 400 metros más alto.